Tarot
Tarot gratisCarta AstralÁngelesDiccionario sueñosHechizosCoachingTarot DineroTarot AmorTarot TrabajoOráculo AmónYou Tube TarotCompatibilidad de nombres
Coach life
 

 Inicio

 Tarot para Android

 Tiradas Videncia

- Tirada Amor

- Tirada Trabajo

- Tirada Salud

- Tirada Dinero

- Tirada en Cruz

- Tirada en Estrella

- Tirada en Pirámide

- Tirada de 3 cartas

- Tirada de 4 cartas

- Tirada de la Vida

 Tarot gratis

- Tirada Marsella

- Tirada Gitano

- Tirada de Osho

- Tirada de los Ángeles

- Tirada Mayas

- Tirada Femenino

- Tirada Hermético

- Tirada Masonería

- Tirada Tibetano

- Tirada Maestros

- Tirada Dalí

 Tarot Egipcio gratis

- Tarot Egipcio Ibis

- Tarot Egipcio Nefertiti

- Tarot Egipcio Cleopatra

- Tarot Egipcio Kier

- Tarot Egipcio Esfinge

 Artículos

- Tarot y videncia

- Astrología y Horóscopos

- Ángeles, santos, oraciones

- Hechizos y rituales

- Numerología

- Coaching

- Terapias Naturales

- Esoterismo y misterios

- Cábala

- Feng Shui

- Parapsicología

- Cristales, cuarzo, gemas

- Civilización Egipcia

 Consultas videncia

- Carta Astral gratis

- Biorritmo gratis

- Oráculo de Amón

- Pregunta Si o No

- Calculadora de Amor

- I Ching

- Galletas de la Fortuna

- Test de Amor

 Servicios y consultas

- Tarot egipcio

- Horóscopo de hoy

- Cursos esotéricos

- Tienda Esotérica

 Diccionarios esotéricos

- Diccionario de Tarot

- Diccionario de Astrología

- Diccionario de Sueños

 Horóscopos gratis

- Horóscopo ANUAL

- Horóscopo MENSUAL

- Horóscopo Egipcio

- Horóscopo Maya

- Horóscopo Azteca

- Horóscopo Celta

- Horóscopo de los Ángeles

- Horóscopo Chino

- Horóscopo Solar

- Horóscopo Gitano

- Horóscopo Hindú

- Horóscopo Eróscopo

- Horóscopo de las Hadas

 Descargas gratis

 Vídeos

 

Coaching - Desocupación Vs. Desesperación

 

Técnicas de coaching - Su forma de pensar puede cambiar


"Creo que muy rara vez, surgen circunstancias en las cuales hombres de mucha fe, una valentía genuina, y una determinación inquebrantable; con el amor y la independencia en el corazón y con orgullo en sus propios logros; no puedan vencer los obstáculos que encuentren en el camino.

Nelson Astegher

DESOCUPACIÓN & DESESPERACIÓN

Ante la penosa situación que en materia de economía acomete a nuestra sociedad, miles de hombres y mujeres deben hacer frente a la desocupación laboral, de la cual no son para nada culpables. Aun cuando esto supone una carga pesada para todo aquel que provee para su familia, algunas personas, quienes en su gran mayoría siempre se han regido por los más estrictos principios de laboriosidad, son testigos involuntarios de cómo la desocupación les conduce a otros problemas más difíciles de superar y mucho más frustrantes que el de carecer de trabajo.

Entre las lamentables consecuencias que traen aparejados estos problemas se encuentran las dudas que surgen en cuanto al propio valor personal o autoestima, las dificultades monetarias que pueden conducir a la pérdida de la propiedad y aun de escasos ahorros, y hasta el deseo de aislarse de los demás.

Crea que puede tener éxito, y lo tendrá, esto significa muchas cosas maravillosas, positivas. Éxito significa prosperidad personal: un hogar bello, vacaciones, viajes, cosas nuevas, seguridad económica, dar a sus hijos las máximas ventajas.

Éxito significa ganarse la admiración y lograr el liderazgo, ser visto con respeto por los demás en la vida social y de negocios. Éxito significa libertad: liberarse de preocupaciones, temores, frustraciones y fracasos. Éxito significa respeto a sí mismo, encontrar continuamente más satisfacción y felicidad reales en la vida, la posibilidad de hacer más por aquellos que dependen de usted.

Éxito significa triunfar. ¡La realización del éxito es la meta de la vida! Todo ser humano desea el éxito. Todo el mundo aspira a lo mejor que puede ofrecerle la vida. Nadie goza la humillación de vivir en la mediocridad. Ninguna persona gusta de sentirse de segunda clase y verse forzada a seguir ese camino.

Uno de los conocimientos prácticos más útiles para lograr el éxito se encuentra en aquella cita bíblica que dice que la fe mueve montañas. Crea, crea realmente que puede mover montañas, y las moverá. No mucha gente cree que pueda mover montañas. De tal suerte que no mucha gente lo hace. Es probable que en alguna ocasión haya oído decir algo como esto:

"No tiene sentido pensar que se puede mover una montaña de su sitio, con el solo hecho de decir montaña, muévete. Es simplemente imposible."

La gente que piensa de esta manera confunde la creencia con la ilusión. Y es bastante cierto, usted no puede desear alejar una montaña. No puede querer verse en una posición ejecutiva. No puede desear una casa de cinco dormitorios y tres baños, o la categoría más alta en cuanto a ingresos. No puede pretender una posición de liderazgo. Sin embargo, puede mover una montaña creyéndolo. Puede lograr el éxito creyendo que puede hacerlo. ¡No existe nada sobrenatural ni místico en el poder de la creencia!. La creencia obra de la siguiente manera: la actitud de creer "soy positivo, y puedo", genera la fuerza, la destreza y la energía que usted necesita para hacerlo. Cuando uno cree "puedo hacerlo", el cómo hacerlo surge.
Cada día en todo el mundo la gente joven comienza a trabajar en la nuevas ocupaciones. Todos ellos "desean" poder disfrutar algún día del éxito de alcanzar la cima. Pero la mayoría de estos jóvenes no tienen la creencia necesaria para alcanzar la cima. Y no alcanzan la cima. Con la idea de que es imposible trepar a lo alto, no ven los peldaños que conducen a las alturas. Su conducta sigue siendo la de las personas "promedio".

Pero un pequeño número de estos jóvenes en verdad creen que pueden tener éxito. Emprenden su trabajo con la actitud de "llegar a la cima". Y con la creencia firme, llegan. Con la creencia de que pueden lograr el éxito, que no es imposible, estos jóvenes estudian y observan la conducta de los altos ejecutivos. Aprenden de qué manera aborda los problemas y toma decisiones la gente afortunada. Observan las actitudes de la gente próspera.

El cómo hacerlo siempre llega a la persona que cree poder hacer algo. Un joven que conocí, hace dos años decidió establecer una agencia para la venta de casas rodantes. Mucha gente le advirtió que no debía ni podía hacer tal cosa.

Disponía de una cantidad no muy grande que había ahorrado, y le dieron a entender que la inversión de capital mínima que requería era mucho mayor.

"Dése cuenta de cuántos competidores existen -le dijeron-. Y, además, ¿qué experiencia ha tenido usted en la venta de casas móviles, ya no digamos en el manejo de un negocio?"

No obstante este joven creía en su capacidad para triunfar. En el acto reconoció que le faltaba capital, que había mucha competencia en este negocio y que carecía de experiencia.

"Sin embargo -dijo-, todos estos datos que he reunido muestran que la industria de casas móviles está en expansión. Por si fuera poco, he estudiado a la competencia. Sé que puedo hacer un mejor trabajo en el comercio de remolques que cualquiera en esta ciudad. Sé que cometeré errores, pero pronto estaré en la cima."

Y llegó. Tuvo pocas dificultades para conseguir capital. Su absolutamente irrefutable creencia en que podía tener éxito en aquel negocio, le ganó la confianza de dos inversionistas. Y armado de su creencia incorruptible, hizo lo "imposible": consiguió que un fabricante de remolques le proveyera de una cierta cantidad de ellos sin pago al contado.

El año pasado vendió más de 3000000 de pesos.
-El año próximo -anunció-, espero sobrepasar los seis millones.
La creencia, una creencia firme, hace a la mente concebir caminos, me-dios y procedimientos. Por medio de la creencia usted puede lograr que los demás pongan su confianza en usted.

La mayoría de la gente no pone mucha atención en la creencia. Algunos, empero, los residentes de La Villa del Éxito, ¡lo han hecho! Hace apenas unas semanas, un amigo mío, quien tiene a su cargo un departamento gubernamental de construcción de carreteras, me relató una experiencia de "mover montañas".

"El mes pasado -comenzó diciendo-, nuestro departamento notificó a algunas compañías de ingeniería que teníamos autorización para contratar una empresa que diseñara ocho puentes como parte del programa de construcción de carreteras. Los puentes se construirían con un costo de 15000000 de pesos. La compañía elegida obtendría un 4% de comisión, o 600 000 pesos por su proyecto.

"Me entrevisté para tratar este asunto con 21 empresas. Las cuatro mayores decidieron en el acto presentar propuestas. Las otras 17 eran pequeñas, y cada una de ellas tenía solamente de tres a siete ingenieros. La magnitud del proyecto amedrentó a 16 de las 17 empresas. Examinaron el asunto, movieron la cabeza y dijeron: es demasiado grande para nosotros. Nos gustaría creer que podemos llevarlo a cabo, pero es inútil intentarlo siquiera.

"Mas una de esas compañías pequeñas, que contaba sólo con tres ingenieros, estudió los planos y dijo: Podemos hacerlo. Presentaremos una propuesta. Lo hicieron y obtuvieron el contrato."

Aquellos que creen que pueden mover montañas, lo hacen. Los que creen que no pueden, no pueden. La creencia impulsa el poder de realizar.

En realidad, la creencia está permitiendo cosas mucho más grandiosas que mover montañas en los tiempos modernos. El elemento fundamental -de hecho el elemento esencial- en las exploraciones del espacio es la creencia de que el espacio puede ser conquistado. Sin una creencia firme e inquebrantable en que el hombre puede viajar al espacio, los científicos no tendrían el valor, el interés y el entusiasmo seguir adelante. La creencia de que el cáncer puede ser curado puede finalmente dar como resultado su curación. Hace tiempo se hablaba la construcción de un túnel que pasara por debajo del Canal de Mancha y que conectara Inglaterra con el continente. La construcción de este túnel dependió de la creencia de los responsables de este proyecto en que podía ser construido.

La creencia en resultados grandiosos constituye una fuerza impulsora, la fuerza que hay detrás de los grandes libros, las mejores obras de teatro y de los más importantes descubrimientos científicos. La creencia en el éxito está detrás de todo negocio próspero, de la Iglesia y de las organizaciones políticas. La creencia en el éxito es el elemento básico, absolutamente esencial, de la gente afortunada.

Crea, crea verdaderamente que puede tener éxito, y lo tendrá.

A lo largo de los años he conversado con personas que han fracasado al emprender negocios audaces y en profesiones diversas. He escuchado cantidad de razones y excusas para explicar el fracaso. Hay algo particularmente significativo que se revela en las conversaciones sobre fracasos. El que fracasa suelta con la mayor naturalidad del mundo frases como éstas: "A decir verdad nunca creí que resultaría", o bien, "Tenía algunas dudas, incluso antes de comenzar", o también, "Claro, que no me extraña que no diera resultado".
La actitud de pensar "muy bien, lo intentaré pero no creo que resulte", propicia fracasos.

La incredulidad es una fuerza negativa. Cuando la mente no cree o duda, atrae "razones" para sustentar el fracaso. La duda, la incredulidad, el deseo subconsciente de fracasar, el no desear realmente el éxito, son responsables de la mayoría de los fracasos.

Albergue dudas y fracasará.

Piense en la victoria, y tendrá éxito.

1-Procure estructurar un presupuesto de emergencia con su familia.

Aun cuando en todos los casos el desocupado pone todas sus esperanzas y una gran cuota de confianza en encontrar un nuevo trabajo en cuestión de pocos días, la realidad muchas veces demuestra que tal vez demande hasta meses, especialmente si la persona se desempeñaba en un empleo que pagaba un buen sueldo o en una Industria de las muchas que se ven severamente dañadas por la recesión económica. Cuando los Ingresos se ven disminuidos, debe también restringirse los gastos lo más rápida y estrictamente posible

2-Transforme el problema en un proyecto en el que participe toda la familia.

El mantener a los miembros de la Familia informados en cuanto a sus esfuerzos en procura de empleo y solicitar el interés y las oraciones de cada uno de ellos dará por lo menos tres resultados; Como en ¡a mayoría de las crisis, hará que se incremente la unidad Familiar, en segundo lugar el interés y [a preocupación que pongan de manifiesto los miembros de su familia será una muestra palpable del amor que sienten por usted, lo que a su vez servirá de fuerza motivadora y le hará poner aún mas empeño en sus esfuerzos por conseguir un trabajo. En tercer lugar, es factible que alguno de ellos pueda enterarse y ponerle sobre aviso de alguna oportunidad que usted haya pasado por alto.

3-No tome las merecidas vacaciones antes de comenzar a buscar empleo

Es una reacción por demás común entre muchas personas el sentirse ultrajadas después de haber sido despedidas de su empleo, y antes de ponerse en campaña para conseguir un nuevo trabajo se amparan en una necesidad de tomar vacaciones que, de no haberse quedado sin trabajo en ninguna forma hubieran existido.
El comenzar a buscar trabajo es algo que no debe postergarse un solo día, ya que cuanto antes comience, mucho antes encontrará el trabajo que le permita nuevamente mantener a los suyos.

4-Pase algo de tiempo con personas que se encuentran en situaciones similares a las suyas

Advierta que digo ALGO DE TIEMPO, el éxito que ellas tengan puede ayudarle a Ud. a desarrollar nuevas ideas conducentes a su pronto éxito y le estimulará a esforzarse más por conseguir trabajo. Esto también supone una excelente oportunidad de intercambiar datos sobre diferentes oportunidades.

5-No se aparte de sus amistades, de sus vecinos y de sus amigos.

Muchas personas se sienten avergonzadas y lo único que atinan a hacer es permanecer dentro de sus casas sin ninguna otra ocupación que el preocuparse continuamente. Esto no contribuye a nada saludable. Tenga presente que se trata de una situación pasajera, y cuanto más se aparta uno de la realidad, más tiempo le llevará salir de esa situación.

6-Esfuércese por conseguir un empleo, tanto como se esforzaba por conservar el anterior

Cada tarde hágase un plan de trabajo para el día siguiente. Levántese temprano y comience a llamar por teléfono o vaya personalmente a visitar compañías o posibles fuentes de empleo. Es precisamente al comienzo del día cuando uno esta más animado y cuenta con mayores energías. Como bien se aplica el conocido refrán "A quien madruga Dios le ayuda".

Muchas gentes de verdadero mérito personal no llegan a cumplir obra notable en toda su vida, porque les amedrenta la perspectiva del fracaso y pintan en su mente el cuadro de humillaciones y sufrimientos que le seguirían. Lo peor que puede ocurrir a un hombre es que se le meta en la cabeza la preocupación de haber nacido con mala estrella y que tiene en su contra al destino. Sin embargo, en nuestra mente está nuestro destino, cuyos dueños en realidad somos.

Mientras unos se quejan de la hostilidad del ambiente y de lo adverso de las circunstancias que les niegan toda oportunidad de acción positiva, otros prosperan y triunfan en las mismas condiciones y dejan sentir su influencia en la sociedad.

¿Qué remedio queda al hombre convencido de que nació para el fracaso? Tan imposible es derivar el éxito de pensamientos recelosos, como pedir rosas al cardo. Quien mucho piensa en el fracaso, la miseria y la pobreza, graba, por decirlo así, estas ideas en la intimidad de su conciencia y engendra con ello condiciones hostiles al cumplimiento de su propósito.

Solemos achacar a la suerte o al destino lo que en gran parte es resultado de nuestra mente. Nos codeamos con hombres que sin vigoroso talento ni muy amplia cultura han prosperado fabulosamente, mientras que otros, con en apariencia superiores cualidades, quedaron postergados o fracasaron en su intento.

Potente magia y energía creadora entraña el esfuerzo para llegar a ser lo que se quiere ser y en asumir el carácter y las cualidades apetecidas. Quien anhele conservar la salud, no ha de pensar en nada que pueda quebrantarla, sino creerse siempre bueno y sano de cuerpo, porque esta actitud mental determinará saludables condiciones de vida.

Quien ansíe ser valeroso, ha de pensar constantemente en que a nada teme ni nada le sumirá en la cobardía. Los recelosos y desconfiados han de advertir que en sí mismos están las causas de su flaqueza, pues las gentes de quienes desconfían y recelan están demasiado preocupadas en sus asuntos para hostilizarlos sin fundamento; y por lo tanto, harán bien en desechar desconfianzas y recelos para seguir derechamente su camino.

Si padres y maestros deprimen de común acuerdo el ánimo de un muchacho, llamándole a todas horas estúpido, no ha de resignarse cobardemente a la opinión de quienes así le juzgan, sino invalidarla con el pensamiento de que en este mundo ha de servir para algo que ni padres ni maestros lograron descubrir en él; pero que con fuerza de voluntad ha de educir por sí mismo para demostrar a los vituperadores que es capaz de hacer cuanto hagan los demás. La autosugestión es una fuerza valiosísima para formar el carácter y dirigir la conducta, cuyo contraste efectúan sigilosamente nuestros amigos y conocidos cada vez que nos encuentran y con nosotros se relacionan, al observar si hemos mejorado o empeorado desde la última entrevista. Así es que si nos ven más resueltos, animosos, confiados y varoniles, nos juzgarán capaces de ser algo en el mundo.

El fracaso y la miseria son para quienes no han echado de ver todavía a cuánto alcanzan las potencias latentes en su verdadera y superior naturaleza, pero nunca para el hombre consciente de su propio valer.

Todo joven ha de tener la seguridad de que el mundo le reserva un lugar honroso y ha de prepararse para ocuparlo dignamente sin pensar jamás en que ha de quedar postergado, pues todo efecto real o negativo tiene su correspondiente causa en el estado mental.

El pensamiento es una fuerza que bien dirigida y aplicada establece condiciones favorables, pero en caso contrario, adversas. No obstante su incoercible sutilidad, son estas fuerzas lo suficientemente agudas para cincelar, pulir, limar, bruñir y ajustar continuamente nuestro carácter. Nadie escapa a la acción de su pensamiento. Todos somos tales como nuestro pensamiento es.

Según dice un filósofo, el meollo de todo deber humano está en la pureza y rectitud de la mente. Lo mismo enseñó antes el apóstol San Pablo, al afirmar que los buenos pensamientos tienen sobrada eficacia para rehacer el carácter y mejorar la vida, por lo que siempre hemos de pensar en lo verdadero, honesto, justo, amable, puro y virtuoso.

Nos dice San Pablo que pensemos siempre en estas cosas, no con la fugacidad del agua al pasar por un cedazo, sino deteniendo nuestro pensamiento en ellas mediante la meditación y la contemplación, hasta que, asimiladas a nuestra conducta, se concreten en costumbre y gobiernen la vida.

Por el contrario, los malignos pensamientos de impureza, odio, venganza, discordia, envidia y demás pasiones, malean el carácter, pervierten la conducta y desmoralizan la vida. El pensamiento delictuoso engendra al criminal; el pensamiento torpe engendra al libertino. Nadie puede sustraerse a sí mismo doquiera esté y doquiera vaya.

Siempre nos veremos rodeados de nuestro horizonte mental, asediados por nuestros ideales y bajo el influjo de la autosugestión.

7-Lea todo el material que pueda en cuanto a técnicas para obtener trabajo

Cada día asombra más el saber de la poca cantidad de personas que dedican tiempo a estudiar métodos tendientes a mejorar sus condiciones laborales- Se cuenta en nuestro medio con una considerable variedad de materiales que proporcionan buenas ideas en este Sentido. Lea por la noche de modo de no restar tiempo de su período de "búsqueda durante las horas del día".

8-No permita que un orgullo mal entendido le impida averiguar entre sus conocidos sobre oportunidades de trabajo

Las reuniones con sus amigos y otras de la iglesia constituyen excelentes oportunidades para poner a otras personas en conocimiento de su situación. Se asombrará de enterarse cuántos están más que dispuestos a dar una mano si tan solo les hacemos saber que necesitamos su ayuda.

9-Redacte un buen curriculum vitae.

Pese a ser este un elemento sumamente importante no espera que le consiga entrevistas. Al redactarlo, destaque los logros que haya alcanzado en trabajos anteriores. El curriculum Vitae de ninguna manera debe reflejar su modestia, sino su capacidad y preparación. Las empresas siempre están interesadas en hacer contacto con personas que mediante sus esfuerzos personales no-solo hayan producido ganancias para anteriores empleadores, sino que, además, hayan desarrollado nuevas ideas, ya sea en lo concerniente a productos o a procedimientos o técnicas de trabajo.

Para preparar un curriculum Vitae no es necesario gastar dinero, basta con que este escrito a máquina, en forma concisa, y cuente con una fotografía suya.

10-Cuando decida recurrir a agencias particulares de colocaciones, no pague un solo centavo hasta tanto no le hayan rendido un servicio específico.

Como sucede en cualquier otra institución, uno se encuentra en este tipo de agencias con personas inescrupulosas que tratarán de sacar provecho de su situación. No se trata de hacer de lado este tipo de fuentes de recursos pero tenga sumo cuidado.

11-No decline ninguna oportunidad sin antes averiguar lo más posible acerca de ella.

Este es un consejo que le puede venir muy bien, particularmente durante los primeros tiempos de búsqueda de empleo. Muchos de los trabajos que se rechazan al principio pueden llegar a considerarse las mejores oportunidades cuando los días se transforman en semanas y luego en meses y el "empleo ideal" no aparece por ningún lado.

12-Prepárese para cada entrevista de trabajo como si fuera la ocupación que siempre hubiera querido tener.

Muchas personas no se preparan debidamente para este tipo de entrevista. Lo que ante todo se le aconseja es: averigüe todo lo que pueda en cuanto a la firma que lo entrevistará. Si le es posible, hable con gente que trabaje en ese lugar. Si no conociera a nadie que trabaja para esa compañía, llame por teléfono y procure averiguar todo lo que pueda, aunque más no sea de la persona que contesta su llamado. Cuanto más sepa, más cabal será la idea que tenga de su posible futuro empleador aún antes de la entrevista.

13-Exponga ante todo lo que usted está en condiciones de aportar, en vez de inquirir sobre compensaciones y beneficios.
No aguarde hasta que a persona que le entrevista e formule las preguntas que le obliguen responder en cuanto a su capacidad personal. Exponga ante todo y sin que se le pregunte cuáles son sus virtudes y las razones por las que considera que podría hacer un aporte positivo. Tampoco en este caso resultará favorable el hacer aflorar su modestia. No se trata de ser arrogante ni de exagerar, sino simplemente de exponer hasta la última de sus aptitudes y hacerlo con confianza.

14-Manténgase en contacto con la empresa, especialmente después de la primera entrevista.

No espere a que le llamen, no permanezca de brazos cruzados en su casa aguardando que se pongan en contacto con usted. Dígale a las personas que lo entrevisten, que debido a que estará sumamente ocupado en entrevistas con otras empresas le será muy difícil localizarlo, por lo que usted se pondrá en contacto con ellos, lo cual debe hacer según se comprometa para que su interés quede de manifiesto. Por lo general, cuando surge la oportunidad, la persona que demuestra un entusiasmo e interés sincero es la que obtiene el empleo.

15-No se aventure en negocios propios simplemente con el fin de obtener una ocupación.

Una de las causas más comunes del fracaso comercial es la descapitalización, pero pese a ello, muchas son las personas que se lanzan a la "ruleta del negocio propio". Si usted estuviera bien preparado, tanto en lo emocional, como en lo educacional y financiero, tal vez fuera este el momento mas apropiado para dar ese paso. Sin embargo, es mejor utilizar más mesura al iniciar un negocio propio en medio de un período de gran Desocupación.

16-La última sugerencia, no se dé por vencido

Establézcase objetivos claros. Cada uno de estos pasos requiere de un cierto esfuerzo. Cuando obtenga su próximo trabajo, y estoy seguro que lo obtendrá, recuerde el esfuerzo que requirió de Ud. y haga lo que esté a su alcance para ayudar a otras personas que también buscan la forma de volver a la actividad laboral.

El dicho, "Como piensa el hombre en su corazón, tal es ese hombre" no solamente abraza la totalidad del ser del hombre, sino que es tan comprensivo que toca a toda -condición y circunstancia de su vida. El hombre literal mente es lo que piensa, siendo su carácter la suma completa de todos sus pensamientos.

Como una planta crece de la semilla y no puede existir sin ella, así todo acto del hombre surge de las semillas escondidas en los pensamientos y no pudieron haber aparecido sin ellas. Esto se aplica tanto a aquellos actos llamados "espontáneos" o "no-premeditados" como a aquellos que son ejecutados deliberadamente.

El acto es el florecimiento del pensamiento, y el gozo y el sufrimiento son los frutos; así mora el hombre con los frutos dulces y amargos de su propia hechura.

" El pensamiento de la mente nos ha formado
Por el pensamiento lo que somos fue labrado
Si la mente del hombre pensamientos malos abriga,
Como sigue la rueda al buey le llego la pena.
En pureza de pensamiento, le sigue el gozo. Como su propia sombra, es seguro".

El hombre comprende un crecimiento de acuerdo con las leyes, y no es una creación artificial, y la ley de causa y efecto es tan absoluta y segura en el reino escondido del pensamiento como en el mundo de las cosas materiales y visibles. El carácter noble y divino no es una cosa de favor o suerte, sino que es el resultado natural del esfuerzo continuo de pensar correctamente, el efecto de una abrigada asociación con los pensamientos dignos. El carácter innoble y vil, por el mismo proceso, es el resultado de abrigar continuamente pensamientos bajos.

El hombre se hace o se deshace por sí mismo; en la armería del pensamiento, forja las armas por las cuales se destruye; también forja los instrumentos por los cuales se edifica a si mismo mansiones celestiales de gozo, fuerza, y paz. Por el escogimiento correcto y la aplicación verdadera del pensamiento, el hombre asciende a la perfección divina; por el abuso y la aplicación equivocada del pensamiento desciende al nivel de la bestia. Entre estos dos extremos están todos los grados de carácter, y el hombre los confecciona y señorea.

De todas las verdades hermosas que pertenecen al alma que han sido restauradas y dadas a luz en esta época, ninguna es más gozosa ni llena de la promesa y confianza divina que ésta, que el hombre es el amo del pensamiento, el modelador del carácter, y el arquitecto y formador de la circunstancia, del ambiente, y del destino.

Como un ser de poder, inteligencia y amor, el señor de sus propios pensamientos, el hombre retiene la llave de toda situación, y contiene dentro de sí mismo el medio transformativo y regenerativo por el cual puede hacer de sí mismo lo que desea.

El hombre es siempre el dueño, aún en su estado más débil y abandonado; pero en su debilidad y degradación, es el dueño necio que mal gobierna su "casa Cuando empieza a reflexionar en su condición, y buscar diligentemente a la ley sobre la cual se establece su existencia, entonces llega a ser el dueño sabio dirigiendo sus esfuerzos con inteligencia, y sus pensamientos a fines fructíferos.

Cuatro maneras de adquirir el lenguaje de los que piensan en grande.

A continuación se exponen cuatro maneras que lo ayudarán a adquirir el lenguaje de los que piensan en grande:

1. Use palabras y frases animosas, positivas y joviales para describir su sentir. Cuando alguien le pregunta, "¿Cómo se siente hoy?", y usted responde con un "Estoy cansado (tengo dolor de cabeza, desearía que fuera sábado, no me siento muy bien)", consigue en realidad sentirse peor. Practique esto, es algo muy simple, pero tiene una fuerza increíble. Cada vez alguien le pregunte, "¿Cómo está?" o "¿Cómo se siente hoy?", Responda "Maravillosamente! Gracias, ¿y usted?", o bien "Grandioso" o "Muy bien". Diga que usted se siente maravillosamente cada vez que tenga oportunidad, y comenzará a sentirse maravillosamente y más grande también.
Dése a conocer corno una persona que siempre se siente magníficamente. Eso ayuda a ganar amigos.

2. Use palabras y frases positivas, amables y favorables para describir a otras personas. Tenga por regla tener siempre una palabra animosa y positiva para todos sus amigos y compañeros. Cuando usted y alguien más estén charlando de una tercera persona, asegúrese de referirse a ella con palabras y frases corno "El es en verdad una excelente persona", "Me dijeron que está funcionando maravillosamente bien". Sea en extremo cuidadoso para evitar el lenguaje despectivo e hiriente. Tarde o temprano una tercera persona se entera siempre de lo que se ha dicho, y entonces esas palabras sólo lo hieren a usted.

3. Use un lenguaje positivo para alentar a los demás. Elogie personalmente a la gente cada vez que tenga oportunidad. Todas las personas anhelan ser elogiadas. Tenga una palabra generosa especial para su esposa o esposo todos los días. Preste atención y elogie a las personas que trabajan con usted. Un elogio hecho con sinceridad es una herramienta para el éxito. ¡Úsela! Úsela una y otra vez.
Alabe a la gente por su apariencia, su trabajo, sus logros, sus familias.

4. Use palabras positivas para referir planes a los demás. Cuando la gente escucha algo como: "Tengo buenas noticias. Estamos frente a una verdadera oportunidad...", sus mentes se llenan de ánimo. Pero cuando escuchan algo negativo como: "Nos guste o no, tenemos que trabajar", la imagen que se proyecta en la mente se torna gris y aburrida. La gente reacciona de acuerdo con estas imágenes. Prometa triunfo y verá miradas refulgentes. Prometa victorias y conseguirá apoyo. ¡Construya castillos, no cave tumbas!.

Coaching Nelson Astegher

Web recomendada: Coaching en www.portal-coaching.com

 

www.tarot-egipcio.com Seomaresme  Copyright © 2009-2014   Todos los derechos reservados © Tarot Egipcio Derechos Autor - Política legal Protección de datos personales



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información