Tarot
Tarot gratisCarta AstralÁngelesDiccionario sueñosHechizosCoachingTarot DineroTarot AmorTarot TrabajoOráculo AmónYou Tube TarotCompatibilidad de nombres
Coach life
 

 Inicio

 Tarot para Android

 Tiradas Videncia

- Tirada Amor

- Tirada Trabajo

- Tirada Salud

- Tirada Dinero

- Tirada en Cruz

- Tirada en Estrella

- Tirada en Pirámide

- Tirada de 3 cartas

- Tirada de 4 cartas

- Tirada de la Vida

 Tarot gratis

- Tirada Marsella

- Tirada Gitano

- Tirada de Osho

- Tirada de los Ángeles

- Tirada Mayas

- Tirada Femenino

- Tirada Hermético

- Tirada Masonería

- Tirada Tibetano

- Tirada Maestros

- Tirada Dalí

 Tarot Egipcio gratis

- Tarot Egipcio Ibis

- Tarot Egipcio Nefertiti

- Tarot Egipcio Cleopatra

- Tarot Egipcio Kier

- Tarot Egipcio Esfinge

 Artículos

- Tarot y videncia

- Astrología y Horóscopos

- Ángeles, santos, oraciones

- Hechizos y rituales

- Numerología

- Coaching

- Terapias Naturales

- Esoterismo y misterios

- Cábala

- Feng Shui

- Parapsicología

- Cristales, cuarzo, gemas

- Civilización Egipcia

 Consultas videncia

- Carta Astral gratis

- Biorritmo gratis

- Oráculo de Amón

- Pregunta Si o No

- Calculadora de Amor

- I Ching

- Galletas de la Fortuna

- Test de Amor

 Servicios y consultas

- Tarot egipcio

- Horóscopo de hoy

- Cursos esotéricos

- Tienda Esotérica

 Diccionarios esotéricos

- Diccionario de Tarot

- Diccionario de Astrología

- Diccionario de Sueños

 Horóscopos gratis

- Horóscopo ANUAL

- Horóscopo MENSUAL

- Horóscopo Egipcio

- Horóscopo Maya

- Horóscopo Azteca

- Horóscopo Celta

- Horóscopo de los Ángeles

- Horóscopo Chino

- Horóscopo Solar

- Horóscopo Gitano

- Horóscopo Hindú

- Horóscopo Eróscopo

- Horóscopo de las Hadas

 Descargas gratis

 Vídeos

 

Coaching - ¿Cuánto vale su cerebro?

 

Técnicas de coaching - Su cerebro


Si Ud. es una persona que podríamos llamar "financieramente experimentada" es probable que conozca y maneje información relativa a movimientos del -o los- mercados en los que opera, cuente con experiencia en transacciones financieras, sea capaz de analizar y vincular datos, anticipar tendencias y tomar decisiones basadas en sus conclusiones y pronósticos.

Es también probable que esté en condiciones de brindar algunos consejos y sugerencias para tener éxito financiero, a partir de sus conocimientos y experiencia hasta la actualidad. Con certeza tendrá una idea del valor de sus activos. ¿Y qué valor le da a su capital más importante: su cerebro?

Independientemente del nivel de efectividad financiera con el cual se calificaría a Ud. mismo hoy ¿Cuánto conoce acerca del funcionamiento de su propio centro de decisiones, es decir: de su cerebro -y su sistema nervioso-? ¿Qué influencia cree que tienen sus emociones a la hora de decidir comprar, vender o mantener papeles del mercado? ¿Qué datos sensoriales evalúa Ud. al operar financieramente y que permitirían medir su aversión al riesgo?

Biológicamente, el cerebro (parte del encéfalo) es el centro supervisor del sistema nervioso: una red de tejidos altamente especializada, compuesta principalmente por neuronas -células que se encuentran conectadas entre sí de manera compleja-, que tienen la propiedad de coordinar múltiples funciones en el organismo, formando una red estructural que es unas 100 veces más compleja que la red telefónica mundial.

El cerebro procesa la información sensorial, controla y coordina el movimiento y el comportamiento. Es responsable de la cognición, las emociones, la memoria y el aprendizaje.

La capacidad de procesamiento y almacenamiento de un cerebro humano estándar supera a las mejores computadoras de hoy en día.

Hasta no hace muchos años, se pensaba que el cerebro tenía zonas exclusivas de funcionamiento, hasta que por medio de imaginología se pudo determinar que cuando se realiza una función, el cerebro actúa de manera semejante a una orquesta sinfónica interactuando varias áreas entre sí. Muchos científicos consideran que un cerebro con más conexiones neuronales, puede desarrollar mayor inteligencia que uno con mayor número de neuronas.

El neurocientífico Damasio, ha aportado numerosos datos sobre el estudio de qué áreas de nuestro cerebro están implicadas en nuestra conducta. Fue el primero en proponer que la emoción es la energía que nos hace comer, beber o tener idad, algo que compartimos con los mamíferos, pero que los sentimientos son otra cosa, porque requieren la consciencia de la emoción, algo que no puede sentir un perro ni un chimpancé. Y eso se debe a la enorme corteza cerebral que tenemos.

Fue también Damasio el que concluyó que la primera información que llega al cerebro en cada decisión es emocional, inconsciente, y que sólo después se elabora y racionaliza, para decidir de la forma más adecuada.

Estas conclusiones ¿chocan contra las creencias generalizadas de que en el mundo de las finanzas se debe tener"la mente fría" y actuar lejos de la influencia de las emociones?. Muchas personas se consideran"racionales","mentales", y dicen no permitir que las emociones"interfieran" en sus decisiones -más aún en las que conciernen a sus negocios-. No obstante, como seres humanos que somos, nos es imposible no emocionarnos en algún grado.

¿Significa esto que el índice de inflación que leemos en el periódico de hoy, nos genera una respuesta emocional que influye en nuestro comportamiento financiero? Las nuevas investigaciones indican que mucho antes de ser capaces de tomar una decisión"racional" o conciente acerca del presente y futuro de nuestras inversiones (para la cual utilizamos el área prefrontal de nuestra corteza cerebral), nuestro cerebro ha disparado una respuesta emocional instintiva pro-supervivencia, desde la amígdala -un conjunto de núcleos de neuronas cuyo papel principal es el procesamiento y almacenamiento de las reacciones emocionales-.

Desde la perspectiva conductual, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, impulsándonos hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y alejándonos de otras.

Por este motivo, mientras más entrenemos al cerebro para disminuir la influencia de las emociones intensas (miedo, codicia, rabia, pánico, melancolía, etc.), mayor ventaja podremos obtener como inversores.

Si es entonces gracias a nuestro cerebro que somos capaces de nuestra supervivencia (incluida la financiera) ¿Vale la pena invertir en él? Mi opinión es que sí. Cuidar y prevenir nuestra salud cerebral parece ser entonces una buena decisión.

El gerontólogo Luis Presti recomienda cuidar la alimentación siguiendo dietas bajas en colesterol y comer de manera habitual bananas, naranjas, verduras, hortalizas, pan integral, hígado, frutas y aquellos nutrientes ricos en ácido fólico. Tengamos en cuenta que el consumo de energía del cerebro, con relación al resto del cuerpo es del 20%.

También es necesario controlar diabetes, hipertensión y realizar actividad física. El caminar unos tres kilómetros por día es tan bueno para el cuerpo como para el cerebro y la mente.

Es bueno que se aprenda algo nuevo cada día (órgano que no trabaja, se atrofia). "El trabajo nos ayuda a sentirnos útiles y relevantes. Si es estimulante, nos ayudará a mantener la agilidad mental", afirma.

Se aconseja tener siempre a disposición una válvula de escape, algún pasatiempo o actividad que nos guste (arte, música, juegos, deportes, etc.), y compartir tiempo y experiencias con amistades o compañeros.

Evitar los efectos nocivos del estrés -sobre todo a largo plazo-, tanto como el uso de sustancias tóxicas o farmacológicas para enfrentar estas situaciones.

Aprender técnicas de relajación, meditación y practicarlas con regularidad. Descansar adecuadamente y mantener un estado emocional positivo.

Además de cuidar nuestro cerebro, es más que interesante conocernos un poco más desde nuestra neurofisiología, para podernos incluir -a nosotros mismos- como un elemento más del sistema de datos, que evaluamos ante nuestras decisiones financieras.

El aprendizaje de nuevas cuestiones relativas a nuestras percepciones, creencias, emociones, respuestas conductuales, conversaciones, pensamientos, disposiciones corporales con relación al dinero, nos abre a nuevas posibilidades. Más aún: si podemos dar el salto cuántico que implica dejar de ser "conducidos" neuroquímicamente por los vaivenes de nuestra fisiología, para pasar a ser quienes tomamos las riendas de nuestro comportamiento, habremos incrementado nuestro poder de decisión.

En definitiva, en la medida que somos capaces de aprender y mejorar, cambiando algunos hábitos que nos mantienen en estados no deseados por otros de mayor efectividad, algunas creencias limitantes por otras más expansivas o creativas, estamos creando nuevas redes neuronales que nos permiten actuar más efectivamente, y así, estamos modelando nuestro cerebro.

Coaching Claudia Castellanos

Web recomendada: Coaching en www.portal-coaching.com

 

www.tarot-egipcio.com Seomaresme  Copyright © 2009-2014   Todos los derechos reservados © Tarot Egipcio Derechos Autor - Política legal Protección de datos personales



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información