Tarot
Tarot gratisCarta AstralÁngelesDiccionario sueñosHechizosCoachingTarot DineroTarot AmorTarot TrabajoOráculo AmónYou Tube TarotCompatibilidad de nombres
Esoterismo, Misterios sin resolver
 

 Inicio

 Tarot para Android

 Tiradas Videncia

- Tirada Amor

- Tirada Trabajo

- Tirada Salud

- Tirada Dinero

- Tirada en Cruz

- Tirada en Estrella

- Tirada en Pirámide

- Tirada de 3 cartas

- Tirada de 4 cartas

- Tirada de la Vida

 Tarot gratis

- Tirada Marsella

- Tirada Gitano

- Tirada de Osho

- Tirada de los Ángeles

- Tirada Mayas

- Tirada Femenino

- Tirada Hermético

- Tirada Masonería

- Tirada Tibetano

- Tirada Maestros

- Tirada Dalí

 Tarot Egipcio gratis

- Tarot Egipcio Ibis

- Tarot Egipcio Nefertiti

- Tarot Egipcio Cleopatra

- Tarot Egipcio Kier

- Tarot Egipcio Esfinge

 Artículos

- Tarot y videncia

- Astrología y Horóscopos

- Ángeles, santos, oraciones

- Hechizos y rituales

- Numerología

- Coaching

- Terapias Naturales

- Esoterismo y misterios

- Cábala

- Feng Shui

- Parapsicología

- Cristales, cuarzo, gemas

- Civilización Egipcia

 Consultas videncia

- Carta Astral gratis

- Biorritmo gratis

- Oráculo de Amón

- Pregunta Si o No

- Calculadora de Amor

- I Ching

- Galletas de la Fortuna

- Test de Amor

 Servicios y consultas

- Tarot egipcio

- Horóscopo de hoy

- Cursos esotéricos

- Tienda Esotérica

 Diccionarios esotéricos

- Diccionario de Tarot

- Diccionario de Astrología

- Diccionario de Sueños

 Horóscopos gratis

- Horóscopo ANUAL

- Horóscopo MENSUAL

- Horóscopo Egipcio

- Horóscopo Maya

- Horóscopo Azteca

- Horóscopo Celta

- Horóscopo de los Ángeles

- Horóscopo Chino

- Horóscopo Solar

- Horóscopo Gitano

- Horóscopo Hindú

- Horóscopo Eróscopo

- Horóscopo de las Hadas

 Descargas gratis

 Vídeos

 

Los planos esotericos

 

 

El esoterismo no posee un vocabulario especial, pues teniéndolo no sería ya esoterismo, pero le da un significado especial a términos que saca de otras disciplinas.

Esos medios de expresión datan de la época en que quedaron fijados. Por lo tanto, debemos preguntarnos a qué concepto del mundo correspondían en el espíritu de los contemporáneos y en la ciencia de los tiempos antiguos.

Más allá de la naturaleza visible y sensible, los pensadores de la Antigüedad clásica reconocían la existencia de una realidad superior habitada por energías invisibles.


Partiendo del hombre que, naturalmente, colocaban en el centro del cosmos, habían dividido el universo en un ternario de manifestaciones que comprendía un plano material, un plano psíquico y un plano espiritual, en una jerarquía que durante largo tiempo fue la base de la enseñanza medieval.

El lugar central dado al hombre en el cosmos se explica por la identidad de los elementos que componen igualmente uno y otro. Los pitagóricos enseñaban que el hombre es en sí un pequeño mundo, un microcosmos, doctrina adaptada por Platón, que llegó hasta los pensadores de la Edad Media.

Esta analogía armoniosa que une el mundo y el hombre, el macrocosmos y el microcosmos ha permitido a tales pensadores distinguir en el hombre tres formas de existir. Al mundo o plano material le corresponde su cuerpo, al plano psíquico el alma y al plano espiritual su espíritu.

Esta división tripartita dio nacimiento a tres disciplinas: la ciencia de la naturaleza o física, la ciencia del alma o psicología y la ciencia del espíritu o metafísica, así llamada porque su dominio se extiende más allá de la física, o sea la naturaleza.

Observemos que el espíritu no es una facultad individual sino universal que está unida a los estados superiores del ser.
Esta división ternaria en espíritu, alma y cuerpo físico, hoy día insólita, era común a todas las doctrinas tradicionales, aunque los límites respectivos de sus dominios no coincidieran siempre con exactitud.

Se halla en la tradición hindú y en la china. La tradición judía formula explícitamente esta tripartición al comienzo del Génesis, donde el alma viviente está representada como el resultado de la unión del cuerpo con el soplo del espíritu.

Platón la adoptó y tras él los filósofos latinos tradujeron las tres palabras griegas, noûs, psyché y soma por los tres equivalentes: spiritus, anima y corpus.


La tradición cristiana heredó esta tripartición inscrita por Juan al comienzo de su Evangelio, fuente del esoterismo cristiano, pues el ternario Verburn, Lux y Vita, que enumera, es exactamente, término a término, el de los tres mundos: espiritual, psíquico y corporal, caracterizando la luz el estado psíquico o sutil, que es el de todas las teofanías.


San Ireneo distingue claramente la misma división en su tratado de la Resurrección:

Hay tres principios del hombre: cuerpo, alma y espíritu. El que salva y que forma, es el espíritu. El que está unido y formado, es el cuerpo. Y un intermediario entre los dos, es el alma. Esta a veces sigue al espíritu y se halla elevada por él. A veces, asimismo, desciende al cuerpo y baja hacia los apetitos terrenales.

Sin embargo, para rehuir el peligro de prestar al alma un elemento sutilmente corporal, como hizo Platón, los doctores cristianos terminaron por aproximar tanto el alma al espíritu que acabaron por confundirlos.

Lo cual terminó en el famoso dualismo del alma y el cuerpo, al mismo tiempo que en la confusión de lo psíquico con lo espiritual, entre los cuales en nuestra época no se ve la menor diferencia. Sin embargo, si el alma es la medidora entre las partes inferior y superior del ser, es necesario que exista entre ellas una comunidad natural.

Por esto, San Agustín y San Buenaventura suponían al alma un cuerpo sutil, siguiendo una doctrina tradicional que Santo Tomás descartó por miedo a materializar el alma.

 

 

http://tarolia.com

 



www.tarot-egipcio.com Seomaresme  Copyright © 2009-2014   Todos los derechos reservados © Tarot Egipcio Derechos Autor - Política legal Protección de datos personales



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información