Tarot
Tarot gratisCarta AstralÁngelesDiccionario sueñosHechizosCoachingTarot DineroTarot AmorTarot TrabajoOráculo AmónYou Tube TarotCompatibilidad de nombres
Tarot
 

 Inicio

 Tarot para Android

 Tiradas Videncia

- Tirada Amor

- Tirada Trabajo

- Tirada Salud

- Tirada Dinero

- Tirada en Cruz

- Tirada en Estrella

- Tirada en Pirámide

- Tirada de 3 cartas

- Tirada de 4 cartas

- Tirada de la Vida

 Tarot gratis

- Tirada Marsella

- Tirada Gitano

- Tirada de Osho

- Tirada de los Ángeles

- Tirada Mayas

- Tirada Femenino

- Tirada Hermético

- Tirada Masonería

- Tirada Tibetano

- Tirada Maestros

- Tirada Dalí

 Tarot Egipcio gratis

- Tarot Egipcio Ibis

- Tarot Egipcio Nefertiti

- Tarot Egipcio Cleopatra

- Tarot Egipcio Kier

- Tarot Egipcio Esfinge

 Artículos

- Tarot y videncia

- Astrología y Horóscopos

- Ángeles, santos, oraciones

- Hechizos y rituales

- Numerología

- Coaching

- Terapias Naturales

- Esoterismo y misterios

- Cábala

- Feng Shui

- Parapsicología

- Cristales, cuarzo, gemas

- Civilización Egipcia

 Consultas videncia

- Carta Astral gratis

- Biorritmo gratis

- Oráculo de Amón

- Pregunta Si o No

- Calculadora de Amor

- I Ching

- Galletas de la Fortuna

- Test de Amor

 Servicios y consultas

- Tarot egipcio

- Horóscopo de hoy

- Cursos esotéricos

- Tienda Esotérica

 Diccionarios esotéricos

- Diccionario de Tarot

- Diccionario de Astrología

- Diccionario de Sueños

 Horóscopos gratis

- Horóscopo ANUAL

- Horóscopo MENSUAL

- Horóscopo Egipcio

- Horóscopo Maya

- Horóscopo Azteca

- Horóscopo Celta

- Horóscopo de los Ángeles

- Horóscopo Chino

- Horóscopo Solar

- Horóscopo Gitano

- Horóscopo Hindú

- Horóscopo Eróscopo

- Horóscopo de las Hadas

 Descargas gratis

 Vídeos

 

El Cartomántico

 

Tarot y videncia


En todas las actividades que pueden ocupar la energía física y psíquica del hombre, y muy especialmente en las pertenecientes al mundo del arte, es precisa una disposición generosa y una actitud innata, si se pretende la elevación por encima de lo ordinario o accesible al individuo común. Tan evidente como el «estro» de los poetas, el «oído» de los músicos, la potencia de los atletas o la elocuencia de los oradores, es la facultad extraordinaria de ciertas personas para establecer ciertos niveles de comunicación suprasensorial.

El cartomántico debe hallarse en posesión de esa capacidad extraordinaria que le permita establecer contacto psíquico con el consultante y extrasensorialmente con la energía por ambos transmitida a la baraja. Es cierto que un simple aficionado puede «echar» las cartas y llegar incluso a obtener un aceptable número de aciertos que él mismo, por su falta de preparación, será incapaz de interpretar. En todo caso, esa serie de aciertos vendrá dada por la facultad especial y por el grado de adiestramiento que haya conseguido. Pero del mismo modo que al poeta, al músico, al atleta y al orador no les basta la aptitud innata y para conseguir tan sólo un nivel medio dentro de sus especialidades han de entregarse en profundidad al estudio que posibilite el desarrollo de sus actitudes especiales, así el cartomántico debe familiarizarse con el arte de la adivinación por las cartas al punto de que ninguna de ellas pueda presentarle la menor duda en su interpretación.

Tanto como el dominio de la baraja, es necesario el dominio sobre sí mismo: el perfecto conocimiento de las aptitudes suprasensoriales que en él residen, pues debe tenerse muy en cuenta que las cartas no «hablan» por sí solas, independientemente de la energía psíquica del cartomántico, sino que se expresan en función de dicha energía, así como de la emitida por el mismo consultante. De manera que, por más que el significado propio de una carta sea él mismo en cualquier mesa -tanto en la de un maestro como en la de un principiante-, su interpretación correcta dependerá de las especiales aptitudes del adivino, así como de su grado de preparación.

Por lo expuesto, será fácil comprender que la concentración del cartomántico juega un papel decisivo en el resultado final de la consulta; una concentración que debe ser absoluta en cada carta, de manera que pueda ser captado todo «pensamiento» que de ella emane.

Del mismo modo que el artista no consumado, que carece de fe en sus propias posibilidades, recurre a la «imagen» exagerada para convencerse a sí mismo y convencer a los demás de sus condiciones singulares, existen cartománticos que, acercándose mucho más a lo folklórico que a la seriedad de un arte históricamente reconocido, exhiben pintorescos ropajes que llegan incluso a ridiculizar la cartomancia. Es conveniente desconfiar de tales individuos, puesto que a buen seguro no persiguen otra cosa que impresionar con su atuendo, ya que no con sus aciertos. El auténtico dominador de un arte o de una ciencia no muestra jamás el menor empeño en ofrecer una imagen externa que «destaque» tal dominio; estando convencido de su capacidad real, no precisa convencer a nadie ni mucho menos convencerse a sí mismo. El atuendo, pues, debe ser tan sobrio como para llevar al consultante la fe en su seriedad, la certeza de encontrarse ante un hombre, o una mujer, especialmente dotado, con posibilidades reales de penetrar en su Yo íntimo y en el Futuro que le aguarda, y no ante un comediante.

Sentado ante la mesa, dando la espalda al mueble en donde guardará todos sus instrumentos de trabajo, el cartomántico procurará transmitir su poder de concentración al consultante sentado enfrente. Para ello es necesario que la persona a estudiar se halle cómodamente sentada, aligerada de presiones externas, dispuesta a abrir de par en par las puertas de todo su Ser, sin miedo a lo que pueda descubrir o encontrar. De aquí la conveniencia de un diálogo previo entre consultante y consultado que conduzca a la imprescindible precomunicación. En aras de esa concentración ineludible la estancia deberá hallarse libre de rumores, de personas que al ir y venir resquebrajen el «coloquio» entre las cartas, el consultante y el consultado. Nada de música; ni siquiera la clásica por más que el consultante sea un empedernido melómano.



 

www.tarot-egipcio.com Seomaresme  Copyright © 2009-2014   Todos los derechos reservados © Tarot Egipcio Derechos Autor - Política legal Protección de datos personales



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información