Soñar con ZANCOS

Soñar con ZANCOS

Soñar que usted está caminando sobre zancos, indica que usted se siente inseguro. Una situación o relación es inestable. Usted está tratando de equilibrar los diversos aspectos de su vida. Soñar que se caen un par de zancos, sugiere que usted no debe poner su confianza en una persona.

Definición de ZANCOS


Zanco, ca.

(De zanca).

1. adj. Guat. cojo (‖ que cojea).

2. m. Cada uno de dos palos altos y dispuestos con sendas horquillas, en que se afirman y atan los pies. Sirven para andar sin mojarse por donde hay agua, y también para juegos de agilidad y equilibrio.

3. m. Mar. Cada uno de los palos o astas que, con sus grímpolas, se ponen en las cabezas de los masteleros cuando se quitan los mastelerillos de juanete.

4. m. ant. zanca (‖ de las aves).

En zancos.

1. loc. adv. coloq. En posición muy elevada o ventajosa, comparada con la que antes se tenía. Andar, estar, ponerse, subirse en zancos.

Soñar con ZANJA

Soñar con ZANJA

Cruzar una zanja: atravesará un período conflictivos debido a los problemas que lo abruman. Sufrirá importantes prejuicios. Muy pocos aspectos de su vida quedarán al margen del sufrimiento. Crueles decepciones en perspectiva.

Saltar por encima: dificultades vencidas, triunfo sobre sus adversario.

No poderla atravesar: posibilidad de apremios próximos.

Caer en la zanja: atravesará duras pruebas.

Llena de agua sucia y fangosa: pérdida de dinero, enfermedad.

Rellenar una zanja: sus problemas cesarán dentro de poco.

Definición de ZANJA


Zanja.

(De zanjar).

1. f. Excavación larga y estrecha que se hace en la tierra para echar los cimientos, conducir las aguas, defender los sembrados o cosas semejantes.

2. f. Am. Arroyada producida por el agua corriente.

Abrir las ~s.

1. loc. verb. Empezar el edificio.

2. loc. verb. Dar principio a algo.

Soñar con Z

Soñar con Z

Soñar con la letra z indica que pronto llegarás al final de algún proyecto. Es anuncio de finalización.

Definición de Z


Z.

1. f. Vigésima novena letra del abecedario español, y vigésima sexta del orden latino internacional, que, en la mayor parte de España, representa un fonema consonántico fricativo, interdental y sordo, distinto del correspondiente a la s; en casi toda Andalucía, así como en Canarias, Hispanoamérica, etc., se articula como una s. Su nombre es zeta o zeda.

Soñar con ZAPATOS

Soñar con ZAPATOS

Su actitud crítica le granjeará muchos enemigos si no es más discreto al expresar sus opiniones. Los zapatos nuevos, denotan mejoras en su vida.

En todos las tradiciones y pueblos de la antigüedad el calzado era un símbolo de libertad, a la vez que constituía una demostración de autoridad, de dominio y una garantía de propiedad. Era por esto que los esclavos eran obligados a ir descalzos, y también de ahí procede la clásica pose del cazador posando su pie calzado sobre la pieza abatida.

Este simbolismo y no del simple hecho de meter el pie dentro del zapato es del que deriva el significado de algunos suecos de este tipo, pues lo que en realidad se simboliza es el deseo o el derecho a la posesión de otra persona (tanto si el dueño del zapato es hombre como si es mujer), derecho o deseo que en el sueño se identifica con el zapato. Es el mismo simbolismo que subyace en el cuento de la Cenicienta, en el que el zapato es la personificación de su dueña, por lo cual sólo puede ser calzado por ella.

Pero, además, el zapato posee otro simbolismo: el de la marcha, pues no se puede andar mucho sin zapatos; y este significado tanto puede referirse al partir a lo lejos (con lo que es el símbolo del caminante) como el partir al otro mundo, motivo por el cual en muchos lugares se solía enterrar a los muertos con zapatos, para ayudarles en su partida al otro mundo.

De todos estos simbolismos se desprende que según el contexto del sueño los zapatos o cualquier otro tipo de calzado pueden significar el deseo de posesión de un terreno, finca, persona o cualquier otra cosa; una posible muerte o el deseo de emprender un viaje.

Una ligera variación a la primera de estas interpretaciones la introducen las botas, que añaden un toque de dominio físico, de brutalidad; cuando el sueño es erótico le proporciona matices de sadomasoquismo.

Y para finalizar con el tema veamos algunos otros ejemplos: soñarnos con los zapatos puestos, sucios y manchados indica sentimientos de culpabilidad; si nos vemos andando sin zapatos, equivale al peligro de vernos sometidos a los demás, a que las circunstancias nos obliguen a aceptar condiciones de trabajo, sumisión o de lealtad que no son las que nosotros desearíamos, o también en algunos casos, sentimientos de inferioridad.

Soñarnos sin zapatos pero sin andar, revela el temor a la pobreza (o la presagia); por el contrario, soñarnos bien alzados equivale a sentirnos libres y dueños de nosotros mismos, y como más cómodos sean los zapatos, mayor será nuestra libertad de acción.

También es frecuente soñarnos con unos zapatos infantiles totalmente impropios de nuestra edad; en este coso el sueño revela nuestra inmadurez, nuestra fijación a la infancia, el deseo de seguir bajo la tutela y protección paternas.

Este sueño sólo será positivo cuando en el mismo se termine por tirar, destruir o quemar los zapatos, lo que contiene el aviso o la orden de volver a la realidad y asumir todas las obligaciones y responsabilidades de la vida, en lugar de rehuirlas.

También el aspecto y demás características secundarias del zapato nos proporcionarán aclaraciones adicionales al sueño; así, si el zapato nos aprieta, es que todavía no sabemos como desenvolvernos con la libertad o la autoridad que una nueva situación nos depara (o deparará) y, por ello, nos sentimos incómodos.

Si soñamos que se nos rompe un zapato, presagia pérdida de libertad o de autoridad: y así con todo lo que nos suceda con el calzado.

Llevar un par de zapatos demasiado chicos, sucios, usados: problemas, trastornos, contrariedades de todo tipo, angustia y mala suerte, problemas financieros.

Caminar sobre el lodo con zapatos: pérdida de dinero, abuso de relaciones perjudiciales, momentos difíciles, enfermedad, pobreza.

Sacárselos, perderlos: separación, ruptura, tristeza y penas.

Zapatos nuevos y de calidad: se materializarán nuevos proyectos que le asegurarán una situación confortable; cambio de vida, prosperidad y riqueza.

Definición de ZAPATOS


Zapato.

(Del turco zabata).

1. m. Calzado que no pasa del tobillo, con la parte inferior de suela y lo demás de piel, fieltro, paño u otro tejido, más o menos escotado por el empeine.

~ argentado.

1. m. zapato picado que descubría por las picaduras la piel o tela de distinto color que se ponía debajo. Fue de mucho uso en Andalucía.

~ botín.

1. m. Media bota, que por lo regular no pasa de la media pierna, y está asida o unida con el zapato ordinario.

~s papales.

1. m. pl. desus. Los que se calzan sobre los que se traen de ordinario, y sirven para mayor abrigo, o para andar por las calles en tiempos de lodos. Se llaman así por su semejanza con los que usa el Papa en las funciones eclesiásticas.

Andar alguien con ~s de fieltro.

1. loc. verb. Proceder con mucho secreto y recato.

Como tres en un ~.

1. loc. adv. coloq. Teniendo que acomodarse en espacio reducido, o viéndose en estrechez o penuria.

Meter en un ~ a alguien.

1. loc. verb. coloq. Meterlo en un puño.

No llegarle a alguien a su ~.

1. loc. verb. coloq. no llegarle a la suela del zapato.

Saber alguien dónde le aprieta el ~.

1. loc. verb. coloq. Saber bien lo que le conviene.

Ser alguien más necio, o más ruin, que su ~.

1. locs. verbs. coloqs. Ser muy necio, bajo o ruin.

Soñar con Zabila

Soñar con Zabila

Soñar con una zabila, o una Aloe Vera, según la veamos o actuemos tiene diferentes significados: Si la estamos viendo significa que tendremos algún encuentro agradable.

Si la estamos cortando es presagio de enfermedad.

Si la regalamos deseamos que la otra persona salga de un problema

Definición de Zabila


Zabila.

(Del ár. ṣabbāra, con imela ṣabbīra, o de ṣabaira, áloe).

1. f. áloe.

áloe o aloe.

(Del lat. alŏe, y este del gr. ἀλόη).

1. m. Planta perenne de la familia de las Liliáceas, con hojas largas y carnosas, que arrancan de la parte baja del tallo, el cual termina en una espiga de flores rojas y a veces blancas. De sus hojas se extrae un jugo resinoso y muy amargo que se emplea en medicina.

2. m. Jugo de esta planta.

3. m. agáloco.

~ sucotrino.

1. m. áloe de la isla de Socotora, que es el mejor.

Palo áloe

Palo de áloe

Soñar con ZARPAR

Soñar con ZARPAR

Todavía estés a la búsqueda de tu verdadero hogar, pero los compromisos continuamente te retienen.

Necesitas encontrar tu propio sitio. También puede simbolizar que queremos dejar atrás momentos no demasiado buenos. Queremos poner tierra de por medio, alejándonos, especialmente, de amores o afectos que nos han dañado profundamente.

Definición de ZARPAR


Zarpar.

(Del it. ant. sarpare, este de serpe, espacio de la proa donde se ponía el ancla al zarpar, y este del lat. serpens, serpiente, por los maderos en forma de serpentina que delimitaban ese espacio).

1. tr. Mar. Desprender el ancla del fondeadero. U. t. c. intr.

2. intr. Dicho de un barco o de un conjunto de ellos: Salir del lugar en que estaban fondeados o atracados.