El Ángel del Perdón

Una fuerte sensación de libertad surge cuando abrimos nuestro corazón al perdón.

El primer perdón es hacia mí mismo, pues solamente cuando sabemos perdonarnos es que aprendemos a aceptar a cada persona como ella es.

El mayor poder de curación está en el perdón que, con la ayuda del Alma, dirigimos hacia las personas que nos hayan ofendido.

El perdón lleva a reconocer la gran ley de Causa y Efecto en el Universo y abre nuestra mente a la misericordia divina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *