Horóscopo Egipcio Hijos de Osiris

Horóscopo Egipcio Hijos de Osiris. Elemento: Agua.
Planeta: Plutón.
Tendencia: Positiva.
Colores: Negro y verde.
Número: 8.
Día: Martes.
Símbolo: Pilar Djed.
Gema: Topacio Amarillo.
Flor: Crisantemo.
Piedra: Obsidiana.
Palabra de Poder: Yo Deseo.
Hijo de los dioses de la Tierra y el Cielo, Gheb y Nut, Osiris se convirtió en el dios del Amenti (Más Allá) y en este aspecto gozó de gran popularidad, siendo tanto ésta que reemplazó al mismo Anubis en el ritual de pesaje de corazones y juicio de almas.
Se le representaba con cabeza de toro, algunas veces con cabeza de ave, etc, con el cetro y el látigo entre las manos y la corona sobre su cabeza.
Algunas veces el rito de Osiris se extendía de manera tal que incluso en ciertas regiones se le llegó a considerar un dios agrario y patrono de los labradores de tierra.
Nacidos en Osiris: Se le considera de gran honorabilidad y muy sobresaliente.
Representa liderazgo y autoridad, por su postura y entereza.
Posee seguridad en sí mismo, defiende su territorio valientemente y es capaz de dirigir a los demás.
Una persona del signo Osiris, es sincera, inteligente y directa.
Posee un gran sentimiento de lealtad y son de jugar limpio y con justicia.
Estos nativos suelen ser animosos y atractivos, además de.
Generalmente el Osiris se lleva bien con los demás, porque no es demasiado exigente.
No esperan a que se les acerquen, más bien ellos gustan de ir al encuentro de los demás y siempre estarán dispuestos a atender razones externas, o sea, si usted tiene por amigo a un Osiris, puede estar tranquilo que estará ahí cuando lo necesite.
En ocasiones ellos protegerán más de lo ajeno que lo de ellos y jamás ignorarán un pedido de auxilio.
Son muy apegados, por lo que aún estando al lado de una pareja que no sea la ideal para ellos, ahí estarán, fiel a su lado.
Un hijo Osiris no abandona su casa fácilmente, a no ser por algo grande, y es difícil que se encolerice personalmente contra alguien; puede que te llame la atención, pero con cautela y sin odio.
Ellos pueden ser algo explosivos en un segundo pero con la misma rapidez se tranquilizan.
A los nacidos bajo este signo, los amarán por su carisma y su aguda penetración de la naturaleza humana.
Ellos son fuertes, pueden aguantar mucha tensión sin desmayar.
Su mentalidad hace de él un buen consejero, sacerdote o psicólogo, siendo capaz de sufrir grandes dificultades y privaciones sin quejarse.
El osiris es, en fin de cuentas, un luchador por un mundo mejor donde vivir y no descansará por hacer algo para conseguirlo.
En el amor atraerán a sus parejas como presas, las cuales después de conocerlo no se querrán alejar jamás.
Son muy atractivos y sensuales, amistosos y sin pretensiones.
No son muy exigentes y sí muy fieles.
Su planeta regente es Plutón el cual le dotará de una gran energía que lo volverá invencible.
Será una persona intensa, fogosa, pasional y extremista.
No le gustarán las situaciones a medias e indefinidas.
Vivirá cada momento con mucha intensidad y sus emociones serán profundas y duraderas.
Contará con una fuerte intuición que le permitirá percibir los resultados antes de que ocurran; también podrá descubrir mentiras y situaciones ocultas a su alrededor.
Será muy directo con sus opiniones, no temerá decir la verdad en el momento adecuado.
Se brindará por completo a la persona que ame y esperará la misma respuesta.
Cuando sufra alguna decepción corta por completo con la persona.
Contará con un caudal de energía que le llevará a estar en acción constante.
Podrá perder la paciencia con facilidad y sus enojos serán temibles.
A lo largo de su vida, vivirá crisis profundas que le harán cambiar su rumbo por completo, pero renacerá con más fuerzas y tenacidad.
En el amor será pasional y posesivo.
Buscará un compañero/a fuerte, decidida, con iniciativas propias y a la vez que sea femenina y/o masculina, y sensual.
Necesitará que su relación sea continúa, a todas horas.
No soportará las esperas, indiferencia o indecisiones.
Sus celos pueden llegar a ser desmedidos, perdiendo a veces el control, llevándole a vivir situaciones tensas.
Cuando ama lo hace sin limites y necesita la misma repuesta.
Nació para dirigir, crear, investigar y curar.
Sus ideas fijas y su perseverancia le vuelven líder en cualquier lugar donde se desenvuelva.
Una de sus misiones es proteger a otros, enseñar con valentía y coraje a vivir el amor con toda intensidad.
Tendrá la capacidad para descubrir secretos, investigar temas profundos, sanar a otras personas y regenerar su entorno.
Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la agresividad, la ansiedad, intolerancia y la tendencia a ser vengativo.
Evitar las actitudes extremistas e inflexibles, el querer manipular a otros y la tendencia al egoísmo y la destrucción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *