La energía y poder del cuarzo

La energía y poder del cuarzo. Tras un lento proceso de miles de años en el interior de la tierra, por efecto de temperaturas altísimas y enormes presiones.

Desde un punto físico el cuarzo se compone de un átomo de silicio y dos de oxigeno, que al combinarse, forman el dióxido de silicio.

La forma sólida del cuarzo es consecuencia de la presión y el calor bajo la superficie terrestre.

Cuando el cuarzo contiene impurezas se forman los diferentes tipos de cuarzos y según su impureza tiene una u otra propiedad energética y color diferente.

Los chinos y las culturas hindúes lo llevan utilizando miles de años y llaman al cuarzo «Piedra Viva» porque sienten sus movimientos energéticos.

Al coger un cuarzo (cristal) y colocarlo en la mano, sus vibraciones cambian entrando en armonía con la persona que lo tiene; esto quiere decir que se produce un trasvase de energía entre el cristal y el hombre.

Esta armonía y amplificación de energías, en principio estimulan la intuición, las percepciones y la proyección esotérica.

Hay que tener en cuenta que cada cuarzo se comporta de una forma diferente dependiendo de la persona y del fin para el que se desea.

En la elección uno debe de sentirlo vivo, hay un cuarzo especial para cada persona y cada fin.

Los cristales funcionarían como ordenadores que poseen la capacidad de recibir, almacenar y liberar energías.

La preparación de los cristales de cuarzo es a través de ideas claras, lógicas y precisas para obtener objetivos lógicos y específicos, interactuando directamente con la mente humana por lo que en principio los cristales de cuarzo necesitarían pensamientos gráficos «sencillos», utilizando y controlado por el banco de memoria del subconsciente propio y del de nuestros antepasados.

En definitiva los Cristales de cuarzo funcionarían como una parte de un ordenador, en el que la CPU o procesador, seriamos nosotros y el cuarzo serian el resto de los periféricos que manejaríamos a voluntad, pero desde un punto de vista esotérico y dependiendo de su preparación

El aprendizaje de la utilización de los cristales de cuarzo podrían tener algunos efectos secundarios tales como:

Afecciones gastrointestinales diarrea, nauseas y/o mareos por la liberación de energías negativas.

Negatividad: Su energía produce algunas reacciones emocionales negativas.

Deben aceptarse como parte del proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *