Magia Wicca – Ritual Samhain


Ritual para SAMHAIN.

Comenzaremos arreglando el altar, con elementos acordes a la fecha: granadas, calabazas y otros frutos de la estación, así como también flores, por ejemplo crisantemos.

También podemos escribir en un papel un aspecto de nosotros mismos del cuál nos queramos librar, por ejemplo enojo, hábitos perniciosos, una Enfermedad, etc.

También necesitaremos una herramienta típicamente femenina, como ser un caldero o algo similar.

Como última herramienta necesaria, tendremos un pequeño plato marcado con una rueda de ocho ejes.

Antes de comenzar el ritual, debemos tomarnos unos minutos para meditar y pensar en aquellos que nos precedieron en la vida, en parientes y amigos que ya no están con nosotros.

No debemos desesperarnos, ya que abandonaron éste plano por otro mejor.

Tenemos que mantener firme en nuestras mentes la idea de que lo físico no es la única realidad y que las almas no mueren.Acomodamos todo en el altar, encendemos las velas y trazamos el círculo.

Luego, recitamos el Cántico de Invocación e invocamos a la Diosa y al Dios.

Levantamos una de las frutas y con un cuchillo (el de mango blanco, para los tradicionalistas) limpio, cortamos la fruta.

Tomamos unos granos y los ponemos sobre el plato marcado con la rueda.

Levantamos la vara, mirando el altar, y decimos:

En ésta noche de Samhain marco tu pasaje Rey del Sol, a través del crepúsculo hacia la Tierra de la Juventud También marco el pasaje de todos los que se fue mntes, Y de todos los que irán después.

Graciosa Diosa, Madre Eterna, Tú que hace nacer a los caídos, enséñame a entender que en los tiempos de mayor oscuridad Está la mayor luz.

Saboreamos los granos de la granadilla, dejando que el jugo agridulce se cuele en Nuestra boca.

Luego miramos al símbolo de ocho brazos en el plato: el ciclo del Año, el ciclo de las estaciones, el fin y el principio de toda la creación.

Prendemos una vela, o si tenemos el caldero, hacemos un pequeño fuego dentro del mismo.

Miramos las llamas, sentados delante de él, y decimos:

Sabia de la Luna Menguante Diosa de la noche estrellada Creé éste fuego en Tu caldero para transformar aquello que me aqueja.

Que las energías se reviertan:

De la oscuridad, luz! De lo malo, bueno! De la muerte, vida!

Prendemos el papel en el fuego o la vela y lo echamos dentro.

Mientras se quema, tenemos que SABER que lo malo disminuye hasta finalmente desaparecer, dejándonos mientras se consume en los fuegos del Caldero de la Diosa.

Si lo deseamos, podemos intentar algún tipo de Adivinación, ya que es un momento perfecto para mirar hacia el pasado o el futuro.

Pero hagamos lo que hagamos, debemos dejar a los muertos en paz.

Honrémoslos con nuestro recuerdo, pero no los llamemos.

Si tenemos algún sentimiento como dolor o pérdida, los debemos dejar ir en las llamas del caldero o la vela.

Podemos realizar algún otro trabajo mágico de ser necesario

Celebramos el Festín Sencillo.

Liberamos el círculo Una práctica tradicional de

Samhain consiste en dejar bandejas con alimentos en alféizares o dinteles, para alimentar a las almas de los muertos.

También dejar una vela en la ventana, para guiarlos hacia las tierras del Eterno Verano, y enterrar manzanas en la tierra para alimentarlos.

Tal vez este sea el más fácil.

Las comidas de Samhain consisten en hortalizas, calabazas, manzanas, maíz, pan de jengibre y vino suave y sidra como bebidas.

Para quien no es vegetariano, los platos de carne son también apropiados.

(El presente ritual fue tomado delLibro de Sombras de Wicca: A Guide for the Solitary Practitioner de Scott Cunnigham).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *