Magnetita

Magnetita. Mineral de la clase de los óxidos del grupo de la Espinela, de color negro, marronáceo o gris; de brillo metálico y opaco, caracterizado por su fuerte magnetismo. Suele presentarse en cristales octaédricos diseminado en agregados granudos compactos.

Se encuentra sobre todo en: Rumanía, México, Italia,Brasil, Estados Unidos, Canadá; India, Finlandia, Austria.

Estimula el Sahasrara chakra (coronario) y el chakra base (Muladhara), es un imán natural, aporta una gran energía, sobre todo si se trabaja con ella en forma de pirámide, muy utilizada en sanación, se puede ir posicionando intuitivamente en los distintos centros energéticos, ya que ayuda a disipar muchas afecciones.

Cuando se produce enfermedad o desequilibrio, estimula los órganos o los meridianos energéticos deficitarios, relaja los que estén sobrecargados, equilibra los chakras, y los cuerpos sutiles.

Cristal relacionado con la madre tierra por su capacidad magnética y protectora, estimula y equilibra nuestro campo electromagnético personal.

Actúa limpiando y eliminando bloqueos energéticos, armoniza, protege y relaja el cuerpo aurico, se usa en magnetoterapia para trabajar con el campo magnético y los meridianos del ser humano y también con el campo magnético del planeta, realineando los flujos energéticos, es un mineral de asentamiento.

Actúa sobre enfermedades relacionadas con los ojos, los oídos, los huesos (daños en la columna por malas posturas, reumatismo, problemas articulares, acelera la curación en roturas), dificulta el contagio de enfermedades, las alteraciones del tracto digestivo, trastornos de tipo , alivia los dolores sea cual sea su procedencia, trata afecciones de órganos internos como vesícula biliar, hígado, riñones, vejiga, pulmones (asma).

Es muy útil en manifestaciones Cáncerosas, también se emplea para el alivio de la mala circulación, de golpes, hematomas, hemorragias nasales, equilibrador de fluidos corporales y glándulas, además de estimular el organismo en general, resulta beneficiosa para la piel y el pelo.

Muy útil para los deportistas, pues alivia el dolor y las molestias musculares.

Es un gran equilibrador emocional, elimina la timidez, los complejos, los estados de ánimo enfermizos, y emociones negativas como el miedo, el odio, la pena y el apego, proporciona fuerza, coraje, tenacidad, perseverancia y firmeza en el carácter, alivia la tensión emocional, atrae amor, compromiso y lealtad.

Atrae los pensamientos positivos, puros, previene la depresión, nos libera de cargas y estrés, ayuda a evitar situaciones complicadas o peligrosas y promueve la objetividad.

Fortalece las capacidades mentales y combate el desequilibrio mental, equilibra la mente con las emociones, lo que aporta gran equilibrio interno.

Ayuda en meditación a entrar en planos más elevados, y permite la transformación.

Alfonso X el Sabio alababa su capacidad de favorecer las cosechas.

Aunque es un mineral que trabaja bien con otros, se aconseja no hacerlo con el granate o el rubí.

Aleja energías negativas (es conveniente limpiar el mineral, ya que absorbe estas energías), estimula la percepción, la intuición, la telepatía, y ayuda a confiar en la percepción .

Recuerda: NO la lleves ni la coloques junto a tarjetas magnéticas, ordenadores, teléfonos móviles, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *