Piedras Rosas

Piedras Rosas. En la sanación, las gemas rosas se usan contra la sensación de no tener asideros, su armonía aporta paz y equilibrio, son útiles contra la soledad y la pérdida del amor.

Las piedras rosas son útiles contra el dolor de cabeza, la soledad y la pérdida del amor, para el amor y el amor propio.

Son relajantes y calientan ligeramente, proporcionando un resplandor confortable.

El Color Rosa

Son BUENOS para:

Los problemas físicos y emocionales relacionados con el corazón, la presión alta o baja, dificultades respiratorias, insomnio de tipo emocional, rabia contenida o descontrolada, paranoias, cáncer (normalmente se debe a emociones no asimiladas que nos "roen"), dificultad de desarrollar el amor propio o de expresar las emociones mediante caricias y mimos, para la dificultada de apartar el escepticismo o exceso de intelectualidad.

Muy buenos para aumentar la tranquilidad, conseguir la paz interior y la armonía, tanto interna como externa; para reprogramar un corazón herido, curar los desengaños, las decepciones y enseñar a la persona a perdonar.

Estos colores ayudan a rejuvenecer y a acabar con la autocompasión, con las indecisiones y el miedo a resultar herido.

Son MALOS para:

No tienen ninguna contraindicación.

Son las piedras que se utilizan con más frecuencia.

Las piedras rosas pueden utilizarse de la misma forma, tanto para realizar curaciones de tipo físico como emocional.

Entre las más importantes están:

Cuarzo Rosa

Su energía es esencial para la realización personal y la paz interior

Cura las heridas del corazón.

Muy beneficioso para personas con falta de amor o con desamor.

Enseña a quererse uno mismo.

Bueno para la autoestima.

Disuelve los traumas emocionales.

Libera emociones reprimidas.

Relaja el sistema nervioso.

Contra impactos muy fuertes es muy bueno.

Contrarresta la ansiedad.

Rodocrosita

Permite la integración de los tres aspectos: el físico, el mental y el emocional.

Procura calor y apacigua el corazón.

Regula la acción del diafragma y la respiración.

Las altas energías de los chacras superiores son estimuladas y dirigidas hacia los centros inferiores.

Simultáneamente se activan los sistemas físicos volviéndose más receptivos a frecuencias mayores.

Turmalina Rosa

Anuncia, que no hay inseguridad alguna en el amor y en la expresión de los sentimientos.

Esta piedra se autoprotege por medio de su propia fuente infinita de compasión, inmune al miedo y los resentimientos.

Supera el cerco donde el corazón queda preso del miedo y el dolor.

Llevar o meditar con esta piedra mueve el corazón a liberarse de los sufrimientos pasados, y a confiar de nuevo en el poder del amor.

Sitúa el corazón en una frecuencia capaz de disipar los resentimientos destructivos.

Los matices de la Turmalina Rosa oscilan entre el rojo profundo y el rosa claro.

Turmalina Sandia

Combinación de rosa y verde.

Dicha combinación es uno de los esquemas más favorables en aplicaciones corporales para curación.

El rayo verde cura las heridas emocionales del corazón y el rosa inspira al amor el movimiento de extroversión e introversión.

El rosa y el verde consiguen arrancar las malas hierbas y plantar semillas dinámicas.

Se utiliza en el chacra corazón y el plexo solar.

Rejuvenece y refresca el corazón dolorido por los golpes recibidos.

Contribuye a construir un sentido del humor en las personas que se lo toman todo a la tremenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *