Ritual con velas para proteger a los niños


Materiales:

7 velas corazón blanco

7 velas Buda blanco

1 nudo de San Jorge

4 velas hacha blanca

7 velas pu ños blancos

7 tijeras rojas

7 palomas blancas

aceite de nardo

alcanfor en polvo

Preparar las velas de la siguiente forma:

Al Este: la vela corazón (con el nombre del niño escrito en ella, si se trata de más de uno, tantas velas corazón por día como de niños estemos hablando).

Al Norte: la vela puño.

Al Noroeste: la vela hacha.

Al Oeste: la vela tijera.

Al Sur: la vela Buda.

Al Sudeste: la vela paloma.

Al centro: la vela nudo de San Jorge.

Ungir todas las velas con el aceite y el polvo.

IMPORTANTE:

SI USTED EMPLEA COMO RECOMENDAMOS UNA VELA NEGRA COMO PUNTO DE FUGA EN DIRECCIÓN NOROESTE, TENGA PRESENTE TANTO QUE DEBE ESTAR BIEN ALEJADA DEL CONJUNTO DE LAS OTRAS VELAS (para no perturbar su acción, es como si acentuara la idea de lo negativo fuera de ese microcosmos que es el ritual en proceso) Y QUE CUANDO SE INDICA UNGIR TODAS LAS VELAS ESTA OBSERVACIÓN NUNCA DEBE APLICARSE A ESA VELA NEGRA (el único ungido que puede ameritar el punto de fuga, y en casos muy especiales, es con aceite común de cocina quemado y, en situaciones específicas, recubierto con polvo de azufre).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *