Ritual para alejar malas vibraciones


Era la primera acción que nuestros ancestros llevaban a cabo en el solsticio de invierno.

El día 21 o 24 por la mañana hacían la colada de toda la ropa que había en el hogar y fregaban esta de arriba a abajo.

El agua que se utilizaba en estos menesteres llevaba incorporada una infusión de alguna de las hierbas consideradas mágicas y protectoras, como el laurel, eneldo o romero.

También los habitantes de la casa se daban un baño purificador a cuya agua añadían las citadas hierbas y nieve.

Si practicas este ritual visualiza, mientras te bañas, que el agua absorbe la fatiga y los problemas que el último año ha depositado en tu mente y tu cuerpo.

Mantener una luz encendida en la ventana durante toda la noche también ahuyenta las malas vibraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *