Ritual para romper un hechizo de Amor


Toma un sábado a las cuatro de la tarde siete hojas de laurel, siete de olivo, siete granos de arroz, siete granos de sal gruesa, y siete cabellos tuyos y de la persona hechizada.

Rocíalos de alcohol, y sobre una cazuela de barro o de hierro, préndele fuego pidiendo que se nos libere de todo mal y recitando la oración siguiente:

Que cuando todos estos ingredientes estén ardiendo, su llama me libere de todo mal que poseo.

Que mis pensamientos se liberen, y que mi vida recobre la paz y la armonía que antes tenía.

Debes recitarlo con sentimiento y fuerza y cuando se haya quemado todo sin perdida de tiempo, lo arrojas por un desagüe todo, dejando que al agua corra un buen rato, el efecto de libertad lo empezaras a notar a partir del 3 día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *