Ritual Para SANTA CLARA


Dentro de la santería afrocubana existe otro ritual para la limpieza del entorno de uno cuando sospecha que está rodeado de influjos malignos o piensa que alguien le ha hecho mal de ojo o un ensalmo negativo.

Tradicionalmente se hace el ritual que sigue y se invoca a Santa Clara, con la seguridad de que su aura quedará limpia y la paz y la armonía volverán a uno o a una.

Se toma un vaso nuevo y se llena de agua hasta la mitad.

A continuación se coloca un huevo blanco y se enciende una vela blanca nueva, que se deja al lado del vaso.

Con las manos muy cerca de los objetos, como bendiciéndolo, se pronuncian en voz alta y clara las siguientes palabras:

Invocación a Sta. Clara de Asís


OH!, Bendita Sta. Clara de Asís, hermana bondadosa y humilde al servicio de San Francisco de Asís y de nuestro señor Jesucristo!, que rechazaste el boato del mundo y fundaste la orden de las clarisas para ayudar a los menesterosos, enfermos y dolientes, déjame purificado de toda maldad, maleficio y perniciosas influencias y haz que la paz, la armonía y la claridad se hagan a mi alrededor.

Así sea Esta ceremonia se ha de repetir durante nueve días seguidos, a partir de un día después de Luna llena.

Al final de la novena, el vaso y la vela se tiran al contenedor callejero, mientras que el huevo se ha de llevar a un parque y estrellarlo con fuerza contra el suelo, si se rompe y se esparce en el primer intento, la persona quedará muy pronto limpia de maleficios.

Si no, tardará algún tiempo más.

Al romperse se hace la última invocación a Sta. Clara, que es como sigue:

OH!, bendita Sta. Clara de Asís.

Hermana bondadosa y humilde al servicio de San Francisco De Asís y de nuestro señor Jesucristo!, que rechazaste el boato del mundo y fundaste la orden de las clarisas para ayudar a los menesterosos, enfermos y dolientes, de la misma forma que se ha roto este huevo, así se quiebre toda brujería y quede limpio de cosas negativas y purificado de toda maldad, maleficios y malignas influencias.

Que la paz, la armonía y la claridad Reinen en mi entorno, hogar y familia.

Así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *