Ritual Noche de San Juan para armonizar el amor de pareja

Ritual Noche de San Juan para armonizar el amor de pareja


Esta noche se abre la puerta que nos introduce al conocimiento del futuro y a las dimensiones mágicas de la realidad.

Es la noche en que los entierros arden, el Diablo anda suelto y los campos son bendecidos por el Bautista.

Materiales:

– 1 vela rosada

– 2 almendras

– Agua de azahar o perfume de ambos

El 23 de junio, a las 12 de la noche, en una almendra escriba su nombre y en el otro el de su pareja.

Perfúmelas con agua de azahar o con una mezcla de la fragancia de ambos, y déjelas en su dormitorio una al lado de la otra, preferiblemente debajo de la almohada.

Luego, encienda la vela rosada, pida por la armonía de la pareja y dé las gracias, visualiza la buena armonía en la pareja.

Al día siguiente cómase las almendras.

Ritual Noche de San Juan para proteger el hogar

Ritual Noche de San Juan para proteger el hogar


El día 21 de junio por la mañana abre todas las ventanas de tu casa para que se vayan las energías negativas.

Luego, al caer la tarde, reúne los siguientes elementos en un pequeño altar o en una mesita cubierta con una tela blanca.

– 3 velas blancas.

– 1 jarrón con claveles blancos.

– 1 folio en el que hayas dibujado una casa.

– 1 incienso de mirra.

– 1 cuenco en el que hayas mezclado las siguientes hierbas: dos partes de artemisa, dos partes de eneldo, una parte de enebro, una parte de comino y una parte de pimienta.

Antes de la medianoche pon a hervir todas las hierbas hasta que el agua llegue al punto de ebullición.

Después retíralas del fuego y déjalas enfriar.

Cuando sea medianoche enciende las velas y deja que ardan hasta que se consuman por completo.

Mientras tanto, rocía con la infusión siete veces cada rincón de tu hogar en el sentido de las agujas del reloj al tiempo que visualizas en tu interior cómo los poderes mágicos de las hierbas protegen tu hogar de todo mal.

Quema el papel con las llama de las velas y deposita la ceniza en un pequeño tarro de cristal, preferiblemente opaco, y mete en él algunos pétalos de los claveles y algo de los restos de cera que las velas dejen.

Pon este improvisado amuleto en algún lugar escondido de tu casa hasta el próximo año.

Ritual Noche de San Juan para recuperar la Salud

Ritual Noche de San Juan para recuperar la Salud


Entre los días 20 y 24 puedes realizar este ritual para ayudar a un enfermo a recuperar la salud o para preservar la tuya y la de tus seres queridos.

Enciende siete velas de color azul claro.

Luego sumerge en agua hasta que llegue a ebullición las siguientes hierbas

– 2 partes de eucalipto.

– 1 parte de mirra.

– 1 parte de tomillo.

– 1 parte de ruda.

Retira del fuego el agua y deja que la tisana repose hasta enfriarse.

Luego cuela el agua y rocía con ella la habitación del enfermo y su cama, siempre en la dirección de las agujas del reloj.

Repite la aspersión siete veces visualizando la mejoría de la persona o la vitalidad que las hierbas cuyo poder medicinal aumenta en este momento mágico, te concederán para todo el año.

Rituales y tradiciones de la Noche de San Juan

Rituales y tradiciones de la Noche de San Juan


RITUALES DEL FOLCLORE POPULAR

La tradición nos proporciona varios rituales mágicos relacionados con la noche de San Juan.

Estos son algunos de ellos:

– Enciende una hoguera en tu jardín y avívala hasta entrada la medianoche o, en el caso de que vivas en la ciudad, utiliza 12 velas blancas.

– Corta una vara de San Juan y cuélgala en las ventanas de tu casa para protegerte contra la negatividad.

– Coloca flores en las rocas más grandes de tu propiedad.

– Para tener sueños proféticos recoge 9 flores de cualquier clase y colócalas bajo tu almohada.

Acuéstate y pide que el sueño te revele algún aspecto que desees conocer sobre tu futuro.

– Pide un deseo: pon muérdago bajo tu almohada y se convertirá en realidad.

– El agua de manantial recogida la mañana siguiente a la noche de San Juan tiene propiedades curativas y ahuyenta el mal de ojo.

Asimismo, lavarse la cara y el pelo con esta agua o la de rocío de la noche de San Juan asegura salud y belleza para el resto del año.

– Si después de las doce de la noche nos cruzamos con un gato negro es un mal augurio, pero si el gato es de otro color representa suerte.

– Hacer una cruz en los árboles a medianoche hace que las promesas hechas junto a ellos se mantengan toda la vida.

– Para conseguir que un deseo se cumpla la víspera de San Juan se planta una hortensia en una maceta.

Si florece, las aspiraciones se harán realidad.

– Regar los árboles frutales antes del amanecer con agua de manantial asegura una abundante cosecha.

– La fertilidad de la tierra se consigue enterrando en ella un pedazo de vela que haya ardido durante la noche de San Juan.

– Las plantas que se recogen esa noche aumentan su poder curativo o pueden utilizarse como amuletos protectores.

De ahí la leyenda de que un trébol de cuatro hojas encontrado esa noche es un talismán mágico capaz de darnos victoria en las empresas y ahuyentar los malos espíritus.

– Recoger verbena a las doce de la noche la víspera de San Juan ayuda a conseguir el amor deseado.

– Si cuando se está saltando el fuego se arroja una trenza hecha con flores o cintas de colores a la persona amada y esta la recoge antes de que caiga, habrá felicidad entre ambos y buena fortuna.

– Darse un baño en el mar durante la noche de San Juan, asegura salud para todo el año.

Si se saltan nueve olas dando la espalda al mar, se consigue también la eliminación de energías negativas.

Especial Rituales para la Noche de San Juan

Especial Rituales para la Noche de San Juan


El solsticio de verano y la noche de San Juan son fechas mágicas en las que la Naturaleza nos brinda su magia.

Aprovecha estas fiestas para pedir un deseo, mejorar tus ingresos económicos, curar las dolencias e incluso aumentar tus poderes psíquicos o atraer el amor verdadero.

Aquí tienes algunos rituales en los que las plantas, cuyos poderes aumentan durante estos días, juegan un papel primordial.

La noche de San Juan ha pasado a nuestro calendario como una fiesta católica, pero hunde sus raíces en rituales paganos que se celebraban durante el solsticio de verano y el cénit del astro rey.

En el hemisferio norte, al mediodía del 21 de junio, el Sol alcanza el punto más alto en el cielo, y la jornada se convierte en la más larga del año.

A partir de entonces los días se van acortando.

Nuestros antepasados temían que el Sol se fuera ocultando paulatinamente y no recuperara su esplendor total.

Y para asegurar su retorno, así como para propiciar la fertilidad de la tierra y la abundancia de las cosechas, llevaban a cabo ceremonias donde el fuego era el protagonista como símbolo solar.

Estos festivales se extendían del 20 al 24 de junio, y durante ellos tenían lugar toda clase de rituales mágicos.

Los druidas celtas, por ejemplo, encendían grandes fogatas por las que hacían pasar al ganado para preservarlo de las epidemias.

Se creía que en esos días las hadas y los geniecillos de la Naturaleza andaban sueltos por los campos, por lo que se les dedicaban ofrendas en recompensa por su ayuda.

Se hacían fuegos frente a las puertas de las casas, en las plazas de los pueblos, en las cumbres de colinas y montañas o junto al mar, en los que se quemaban ruedas de madera que se echaban a rodar por las laderas y se organizaban procesiones con antorchas.

Pero el ritual de protección más extendido era bailar y saltar alrededor del fuego.

Por la mañana se apagaban las fogatas a modo de renovación.

Antecedentes similares pueden hallarse en las fiestas de Beltaine (1 de mayo) de los druidas, cuyo nombre significa fuego bello.

Asimismo, en la mitología griega los solsticios eran considerados como las puertas del año y se consagraban al dios Jano, la deidad de las dos caras.

Se decía que la puerta del solsticio de invierno daba entrada al reino de los dioses y la del solsticio de verano al reino de los hombres.

No es difícil ver la similitud entre Jano y Juan, y suponer que la religión cristiana insertó las festividades de San Juan Evangelista (27 de diciembre) y San Juan Bautista (24 de junio) en las proximidades de los dos solsticios para dar una continuidad solapada a los ritos paganos.

Estos pudieron seguir celebrándose así sin despertar sospechas de brujería.

Y gracias a ello han llegado hasta nosotros numerosos rituales para potenciar la protección de la Naturaleza y de sus seres o para hacer realidad los deseos.

Aquí recogemos algunos de ellos, basados sobre todo en las virtudes mágicas que la leyenda atribuye a las plantas asociadas a esta noche.

Ritual Noche de San Juan para encontrar el Amor

Ritual Noche de San Juan para armonizar el Amor


Antes de las doce de la noche de San Juan enciende dos velas rojas en tu dormitorio.

Escribe en un papel tu nombre y el de la persona a la que deseas atraer.

En el caso de que no conozcas a nadie concreto pon las iniciales A.G. (Alma Gemela).

Luego pon a cocer hasta llegar a ebullición: tres partes de milenrama, tres partes de lavanda, tres partes de verbena, 12 pétalos de rosa roja y una parte de jengibre.

Una vez hecho esto, cuela la infusión y déjala enfriar.

Después rocía con ella tu dormitorio.

Dobla el papel con el resto de la cera y guárdalo bajo la almohada.

Es posible que tengas algún sueño profético sobre tu futuro sentimental.

Ritual Noche de San Juan para armonizar el Amor

Ritual Noche de San Juan para armonizar el Amor


Para obtener armonía con tu pareja, evitar las discusiones y neutralizar las desavenencias futuras utiliza el ritual anterior, pero te tienes que bañar con tu media naranja.

También puedes rociar vuestro dormitorio con agua en la que hayas hervido la misma proporción de:

– Verbena.

– Lavanda.

– Albahaca.

Así mismo, confecciona un saquito del amor en el que incluyas:

– 12 pétalos de rosas.

– 2 hojas de la flor de naranjo.

– 1 flor de jazmín.

– 12 pétalos de flores de gardenia.

Luego ponlo bajo vuestra cama esa noche y déjalo allí para atraer la armonía durante todo el año.

Ritual Noche de San Juan para la Salud

Ritual Noche de San Juan para la Salud


El día 21 de junio enciende en tu casa una vela amarilla, otra dorada y una vela de miel.

Déjalas arder hasta que se consuman y guarda los restos de cera que queden.

Si la noche de San Juan puedes asistir a una hoguera, toma de ella un poco de ceniza.

Tras dar las doce de la noche de San Juan, siéntate en un lugar solitario, enciende una vela amarilla y un incienso de canela, y concéntrate en tu necesidad de ingresos materiales.

En un papel dibuja con pintura verde el símbolo del dinero y luego pon en su centro tres monedas pequeñas y unas hojas de laurel.

Dobla el papel en cuatro y mételo en un saquito junto con la ceniza de la hoguera, los restos de cera y un pequeño imán.

Lo idóneo sería que el saquito fuera de color amarillo o verde, pero, si no cuentas con él, puedes utilizar cualquier bolsita estampada con flores o improvisar un hatillo con un pañuelo del cuello.

Átalo con un cordoncillo verde o dorado y luego pon este talismán bajo tu cama o llévalo en tu bolso para atraer la prosperidad.

Ritual Noche de San Juan para Aumentar los poderes Psíquicos

Ritual Noche de San Juan para Aumentar los poderes Psíquicos


Prepárate un baño que contenga agua en la que hayan hervido durante siete minutos las siguientes hierbas: dos partes de milenrama, 7 hojas de laurel y dos partes de artemisa.

Luego incorpora 9 pétalos de rosas blancas y enciende una vela azul y otra blanca.

Sumérgete en el agua durante al menos quince minutos mientras sujetas con la mano derecha un cuarzo blanco.

Respira profundamente.

Al inspirar manda tu aliento hacia el centro de la frente, donde reside el Tercer Ojo, y al espirar envíalo hacia tu corazón para que despierte la inteligencia emocional de este centro y te permita conectar con la mente universal, la única que puede concederte el deseo de incrementar este tipo de poderes.

Si quieres que tu conciencia se dirija hacia cosas más elevadas y tener un mayor contacto con asuntos espirituales, realiza este mismo ritual pero añade 2 partes de aloe vera a la infusión y enciende un incienso de mirra o sándalo.

Ritual Noche de San Juan para Contra la tristeza

Ritual Noche de San Juan para Contra la tristeza


La noche de San Juan prepara un baño templado en tu casa.

Enciende una vela naranja, una verde y otra blanca, y mete en el agua una piedra de ojo de tigre (para el dinero), otra de amatista (para el amor) y un cuarzo blanco (para alejar los malos pensamientos).

Incluye en el baño el líquido de una infusión realizada con lavanda, ruda, mejorana y salvia.

Sumérgete y mira la luz de las velas mientas respiras acompasadamente y pides al Universo que el agua del baño se lleve tus problemas.

Sujeta cada una de las piedras un tiempo en tu mano derecha y siente que son emisarios, mediadores entre tú y la energía cósmica y que las bendiciones del cielo no tardarán en derramarse sobre ti.

Siéntate y da gracias por lo que ya tienes.

Saldrás del baño con el aura restablecida y mejor estado de ánimo.

Deja que las velas se consuman y guarda la cera en un pañuelo.

Utiliza el improvisado hatillo como talismán de protección.

Ritual Noche de San Juan para pedir un deseo

Ritual Noche de San Juan para pedir un deseo


El 23 de junio por la noche pon bajo tu almohada una rama de hiedra común y un papel blanco en el que hayas escrito aquello que te gustaría obtener para mejorar tu vida.

Procura que tu deseo se ajuste a una necesidad real, no que sea tan fantasioso o ambicioso que resulte imposible de obtener.

Y también ten en cuenta que su cumplimiento respete a los demás.

No puedes pedir algo que cause el mal ajeno.

Antes de irte a dormir enciende una vela blanca, deja que se consuma y luego introduce junto al papel y la hiedra la cera que haya quedado.

Acuéstate pidiendo al Universo que atienda tu ruego y da gracias por lo que ya tienes.

Al día siguiente quema el papel y entierra todos los elementos en tu jardín, en una maceta de tu casa o en el campo para que la tierra haga fructificar tus esperanzas.

Ritual Noche de San Juan para atraer el dinero

Ritual Noche de San Juan para atraer el dinero


Materiales:

– Una vela amarilla ungida con aceite del dinero.

– Incienso, preferiblemente de canela o jazmín.

– Perfume aroma de Verbena o perfume del dinero.

– Un saquito amarillo.

– Cordoncillo verde para atar el saquito.

– Un cordoncillo dorado.

– Purpurina dorada.

– Un pedacito de imán.

– Una moneda dorada.

– Ceniza de una hoguera de San Juan.

Encender la vela verde la noche de San Juan (preferiblemente usando alguna madera de la hoguera) y luego, más o menos a solas, encenderemos el incienso.

Coge ahora el cordón dorado y haz siete nudos en él, mirando la vela y visualizando, al realizar este acto, que atraemos el dinero hacia nuestro bolsillo Dejemos que las fuerzas de los hados traigan hacia nosotros aquello que necesitamos y que más nos convenga.

Al tensar cada nudo se dirá: Por las fuerzas de esta noche mágica, ato el dinero hacia mí.

Realizado esto, tomaremos la mitad de la purpurina y la arrojaremos al aire, de modo que parte de ella nos caiga encima.

A continuación, meteremos en el saquito el cordón con los nudos, una bolita con cera de la vela (mejor si la amasamos en forma de moneda y trazamos un pentagrama sobre ella), parte de la purpurina que queda y un poco de ceniza de la hoguera.

A continuación, recitar: ¡Símbolos de la prosperidad y de los poderes de esta noche mágica, rellenad mi saquito del dinero para atraer hacia mí el bienestar económico que me está destinado, para llenar mi vida de tranquilidad y felicidad por el poder de este saquito de San Juan! ¡Que así sea!.

La vela se dejará arder hasta el final y guardaremos el saquito sin cerrar así como la purpurina restante y el cordoncillo verde.

Que este polvo brillante ilumine y guíe el camino del dinero hacia mí.

Tras esto, puedes cerrar el saquito con el cordoncillo verde.

Antes de hacerlo se añadirá a la bolsa un pedacito de imán, y una moneda dorada.

El saquito lo tienes que llevar contigo durante todo el año o ponerlo debajo de tu colchón.

Ritual Noche de San Juan

Ritual Noche de San Juan


Este ritual es necesario realizarlo cerca del agua, un río, lago o mar, por lo que si se hace en el hogar hay que contar con un cuenco para el líquido.

Hay que realizar un altar con un paño blanco y un lugar donde quemar incienso.

El altar se completa con velas blancas, amarillas, rojas, negras, azules y verdes.

El significado de las velas es una de las claves de este ritual para pedir deseos de prosperidad, pues cada color se relaciona con un determinado apartado de la vida diaria, teniendo en el color amarillo la representación solar.

Además, se deben colocar sobre el paño del altar helechos recogidos la misma noche, plantas y flores en honor a la madre tierra, divinidad femenina ancestral, y portando una vela cada participante quemar en la hoguera o en un cuenco los pergaminos donde se han descrito los deseos para el año solar que se inicia.

Todo el ritual contempla la invocación a los espíritus angelicales del mundo invisible a través de la recitación de un ensalmo en el que se hace referencia a distintos aspectos de la vida de las personas y a los deseos para el futuro.

Los restos del rito se guardarán durante el año como amuleto contra el mal y las fuerzas de la oscuridad.

Los ritos ancestrales han venido durante los últimos años haciéndose cada vez más populares.

La noche de San Juan es una de las más adecuadas del año para pedir deseos de prosperidad.

Si se piensa en realizar alguno de los rituales del solsticio de verano, es mejor aconsejarse tanto de los ensalmos como de la forma de hacerlos, así como del significado de los distintos componentes del altar por personas estudiosas de los temas esotéricos, que son quienes mejor pueden informar de la diversidad de los embrujos.

Ritual Noche de San Juan para alejar los problemas

Ritual Noche de San Juan para alejar los problemas


Vístete de blanco y enciende un incienso de cedro.

Después mezcla en un cuenco de barro las siguientes hierbas en esta proporción:

Tres partes de albahaca, una parte de ruda y una parte de milenrama.

Toma primero el incienso y recorre con él toda la casa en el sentido de las agujas del reloj, ahumando cada rincón.

Repite este mismo ritual con las hierbas que has reunido a la vez que visualizas cómo tienen el poder de alejar de tu vida toda influencia negativa.