Oración Santa Paula

Santa Paula

Gloriosa.

Santa Paula.

a ti acudimos,.

llenos de confianza en tu intercesión. .

Nos sentimos atraídos a ti con una especial devoción y sabemos que nuestras súplicas serán más agradables a Dios nuestro Señor, si tu, que tan amada eres de Él, se las presentáis. .

Tu caridad, reflejo admirable de la de Dios, te inclina a socorrer toda miseria, a consolar toda pena y a complacer todo deseo y necesidad, si ello ha de ser en provecho de nuestra alma. .

Mira, pues, nuestras miserias y penas nuestros trabajos y necesidades, nuestros buenos deseos, y alcánzanos que cada día aseguremos más nuestra eterna salvación con la práctica de las buenas obras y la imitación de tus virtudes.

Oración al Santo de nuestro Nombre

Oración al Santo de nuestro Nombre

Oración PARA EL SANTO DE NUESTRO NOMBRE.

San(ta), a quién de verdad quiero, y bajo cuya protección especial me ha puesto mi amada madre la Iglesia al hacerme hijo suyo en el bautismo, te ruego no dejes, hoy ni nunca, de velar para que viva como corresponde a un cristiano, y según mi nombre, siguiendo tus ejemplos. .

Ayúdame en mis dificultades; sobre todo no permitas que caiga en pecado, y alcánzame que sepa hacer de mi vida mi mayor consuelo a la hora de la muerte, para ser contigo eternamente feliz. Amén.

Oración al Santo Patrón

Oración al Santo Patrón

Oración PARA EL SANTO PATRÓN.

San(ta), , patrono(a) y protector(a) mío, bajo tu amparo y protección me puso la divina providencia en el día de mi bautismo.

Te suplico me ayudes con tu intercesión, a vivir como corresponde a un verdadero cristiano que ha sido honrado con tu esclarecido nombre.

No permitas que lo deshonre con mis malas acciones; y te pido que me estimules a imitar tus virtudes, para que así .

logre acompañarte en el cielo. Amén.

Oración a San Miguel

Oración a San Miguel

San Miguel Arcángel, defiéndelos en la hora de la batalla,.

que seas nuestro resguardo en contra de la maldad y de las trampas del demonio,.

que pueda Dios restringirle, nosotros humildemente te rogamos y que puedas tu,.

O Príncipe de la Multitud Celestial,.

por el poder de Dios, arrojar al infierno a Satanás.

y a todos los malos espíritus que rondan por el mundo,.

buscando la ruina de almas. Amen.

Oración San Blas Fe

San Blas

Oh glorioso San Blas, que con vuestro martirio habéis dejado a la Iglesia un ilustre testimonio de la fe, alcanzadnos la gracia de conservar este divino don, y de defender sin respetos humanos, de palabra y con las obras, la verdad de la misma fe, hoy tan combatida y ultrajada.

Vos que milagrosamente salvasteis a un niño que iba a morir desgraciadamente del mal de garganta, concedednos vuestro poderoso patrocinio en semejantes enfermedades; y sobre todo obtenedme la gracia de la mortificación cristiana, guardando fielmente los preceptos de la Iglesia, que tanto nos preservan de ofender a Dios. Así sea.

Oración San Blas para la Garganta

San Blas

1.

Milagroso San Blas, que lleno de júbilo, en el camino a la cárcel, obrasteis prodigios y salvasteis la vida de un niño que se moría ahogado por una espina que tenía atravesada en la garganta, alcanzadnos del Señor la gracia de vernos libres de todas las enfermedades de lo garganta y emplear a ésta siempre para la gloria de Dios y bien de nuestras almas. Así sea.

2.

San Blas, santo pontífice y mártir, que, perseguido, te agradaba la penitencia del desierto, y con tus milagros convertiste numerosos paganos, te rogamos nos libres de los males de garganta, y nos concedas la voz; para dar testimonio de la fe con nuestra palabras, y gozar algún día del cielo en tu compañía. Así sea.

Oración San Cayetano para pedir Gracia

San Cayetano

Glorioso San Cayetano, aclamado por todos los pueblos padre de providencia porque socorres con grandes milagros a cuantos te invocan en sus necesidades: acudo a tu altar, suplicando que presentes al Señor los deseos que confiadamente deposito en tus manos.

(Aquí se expresan las gracias que se desea obtener).

Haz que estas gracias, que ahora te pido, me ayuden a buscar siempre el Reino de Dios y su Justicia, sabiendo que Dios (que viste de hermosura las flores del campo y alimenta con largueza las aves del cielo) me dará las demás cosas por añadidura. Amén.

Oración San Cayetano para pedir por la Salud

San Cayetano

Oh glorioso San Cayetano! Aclamado por todas las Naciones; Padre de Providencia, porque con portentosos milagros socorres a cuantos te invocan con fe en sus necesidades. .

Te suplico me obtengas del Señor oportuno Socorro en las angustias presentes y sea ello prueba de la bienaventuranza eterna. .

Amén.

Santísima Trinidad ¡Oh Divina Providencia! Concédeme tu clemencia, por tu infinita bondad, arrodillado a tus plantas, a Ti portento de toda caridad, te pido por los míos casa, vestido y sustento.

Concédenos la salud, llévanos por buen camino, que sea siempre la virtud que guie nuestro destino. .

Tú eres toda mi esperanza, eres el consuelo mío, en Ti creo, en Ti confío. .

Tu Divina Providencia se extienda a cada momento para que nunca nos falte casa, vestido, sustento y los Santos Sacramentos en el último momento.

Consagración San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

San Judas, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción.

Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia.

Te consagro mi mente para que en todo proceda a la luz de la fe; mi corazón para que lo guardes puro y lleno de amor a Jesús y María.

Mi voluntad para que, como la tuya, esté siempre unida a la voluntad de Dios. Te suplico me ayudes a dominar mis malas inclinaciones y tentaciones evitando todas las ocasiones de pecado.

Obtenme la gracia de no ofender a Dios jamás, de cumplir fielmente con todas las obligaciones de mi estado de vida y practicar las virtudes necesarias para salvarme. .

Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo donde se ama y da gracias a Dios eternamente. Amén.

Oración San Judas Tadeo día 28

San Judas Tadeo

Honremos a nuestro Protector, San Judas Tadeo, con una buena Confesión y una Comunión fervorosa. Así nos haremos más agradables a Dios y obtendremos del Santo Apóstol más fácilmente la gracia que pedimos.

Bondadoso Protector mío, San Judas Tadeo, que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio, que tuviste el don de conmover los corazones con tus ejemplos y tus enseñanzas, el poder de obrar milagros, y que diste tu vida en defensa y testimonio de la Fe.

Recibe mis parabienes por estos grandes privilegios, y acepta gustoso esta visita que te hago en agradecimiento de favores obtenidos y para obtener nuevas gracias por tu mediación. .

Alcánzame un grande amor al Divino Maestro, que me aliente en la práctica de la virtud, me consuele en mis tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me acrisolen. .

No permitas jamás que la falta de confianza en la Providencia divina me aparte del amor y servicio de Dios. .

Dame tu protección, San Judas Tadeo, y alcánzame lo que necesito y pido para mi bien temporal y eterno. Amén.

Rezar tres Glorias en honor de la Santísima Trinidad y hacer luego la petición de la gracia que se desea obtener.

Oración San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo, intercesor de todo problema difícil consígueme un trabajo en que me realice como humano y que a mi familia no le falte lo necesario en ningún aspecto de la vida, que lo conserve a pesar de las circunstancias y problemas adversos.

Que en el progrese mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerza. .

Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean. Asocio tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén.

Profeta Abdías

Profeta Abdías

El libro de Abdías es el más corto de los libros proféticos.

Aparte de las discusiones entre exegetas, parece que se sitúa la vida y escrito de Abdías en el siglo V antes de Cristo.

Esta profecía se desarrolla en dos planos: el castigo de Edom y el triunfo de Israel en el «Día de Yahvéh» que, como se sabe, es el día apocalíptico de la justicia de Dios.

Ni que decir tiene que los edomitas son los enemigos de Israel que han aprovechado la ruina de Jerusalén y han invadido la Judea meridional.

Contra su soberbia, despotismo y engreimiento dirá el Todopoderoso: .

Aunque te encumbres como un águila, y pongas tu nido en las estrellas, de allí te haré bajar, te cubrirá la vergüenza y serás cercenado para siempre.

Todo el libro es un grito apasionado de venganza que exalta la justicia terrible y el poder de Yahvéh.

Con todas las matizaciones precisas y, sin sacar de su contexto histórico este breve escrito testamentario que está suficientemente cumplido no ya sólo por la acción bélica, conquista y sometimiento de los edomitas en el año 312 a.

C. por parte de los nabateos, sino por toda la ulterior profundización «del día de Yahvéh» que se sitúa al final de los tiempos, podría hacer mucho bien a determinadas personas individuales, colectividades y naciones la lectura reposada de los 21 versos que contiene la inspiración de Abdías puesta por escrito para tomar el pulso a sus responsabilidades propias.

Porque a la postre, guste o no, será Dios mismo quien «mida» a cada cual en «su Día» e importa mucho no encontrarse «falto de peso».

Como reclamaba justicia divina el ultraje que sufría Israel —el pueblo de Dios— en el tiempo de esta profecía, hoy siguen postulando la misma justicia cantidad innumerable de ultrajes cuyos responsables habrán de responder en el «Día de Yahvéh».

¿No estarán llegando a los oídos de Dios los gritos de los millones de famélicos que hay en el mundo? .

¿Y los de las víctimas de quienes promueven las guerras? ¿Y las quejas de los ignorantes? ¿Desoirá Dios el quejido mudo de los no-nacidos porque se les privó aberrantemente de su primer derecho con el aborto? .

¿Tendrá sordera Dios para las protestas de los que soportan leyes inicuas? .

¿Se habrá tapado los oídos para no escuchar la indecible algarabía que forman los lamentos de los parados, de los sin-techo, de los que contemplan el despilfarro irresponsable de otros?.

Yahvéh sigue hoy viendo a los prepotentes, a los que explotan, a los que impulsan al destierro, a los que hacen trata de blancas, a los orgullosos y a los soberbios, a los que calumnian, a los que causan el desprecio, a los que insultan y maldicen, a los que humillan, a los que roban lo ajeno,

y a los que se venden por dinero.

Todo «machacado» por la malicia del hermano vive en tierra suya, habita en su dominio, le pertenece ¡Es su pueblo!.

¡Gracias, Abdías, tú fuiste bueno y avisaste a tiempo!

San Alejo

San Alejo

Festividad: 17 de julio.

Mendigo.

Patrón: mendigos, fabricantes de cinturones, enfermeras, peregrinos, viajeros.

San Benito

San Benito

Festividad: 11 de julio.

Fundador de las ordenes monásticas de occidente.

Nacionalidad: italiana.

Patrón: –Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos, eripsela facial, contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón, monjes, personas en órdenes religiosas, intoxicaciones, escolares, espeleólogos, tentaciones.

Entre las obras del gran papa San Gregorio Magno (540-604 dC) -uno de los Padres de la Iglesia occidental- se halla el Libro de los Diálogos. En este libro Gregorio relata la vida de varios santos de la península itálica venerados en su época. Él segundo capítulo de su obra lo dedica enteramente a San Benito, nacido en Nursia (Umbria, Italia) hacia el año 480 dC. San Gregorio Magno pudo informarse sobre la vida del monje y abad Benito a través de varios de sus discípulos directos.

Siendo San Benitoun joven estudiante en Roma, decide cambiar radicalmente su vida haciéndose monje. Una hermana suya, de nombre Escolástica, ya había sido consagrada a Dios desde su infancia. Al inicio de su nueva forma de vida, San Benitohabita en una cueva de la región montañosa de Subiaco, lugar donde más tarde establecerá varios monasterios con numerosos discípulos. .

Finalmente se traslada a la región de Montecassino, donde funda un nuevo y célebre monasterio, en el cual reside hasta su muerte. Allí crece su irradiación espiritual, y escribe la conocida Regla de los monjes (Regula monachorum) que a lo largo de los siglos tendría amplísima difusión. Él abad San Benitomuere santamente rodeado de sus discípulos alrededor del año 547 dC.

El texto que narra la Vida de San Benitocorresponde al Libro II de los Diálogos, escrito unos 40 años después de la muerte de San Benito, hace más de 1500 años. Tuvo amplísima difusión e influencia a lo largo de toda la Edad Media, y fue luego traducido a todas las lenguas modernas. Está redactado usando la forma literaria de un diálogo entre el propio autor del libro y un personaje literario llamado Pedro. .

Al abordar un texto tan antiguo, es importante tener presente no solo el género literario usado por su autor -la narración de una serie de hechos milagrosos que jalonan la vida del santo-, sino también su intención: escribir no una biografía en el sentido moderno de la palabra, sino más bien mostrar a los fieles (los lectores) la imagen de un verdadero santo: un hombre de Dios, un amigo de Dios, que por serlo participa de los dones divinos de poder y de ciencia (milagros, profecías, etc.). .

El mismo Gregorio dice en su relato que no se informó de todos los detalles de la vida de San Benito, y que tampoco refiere en su libro todo lo que sabía acerca de él. Para él San Benito Abad representa el ideal del monje perfecto, y la narración de su biografía es como un programa de vida que presenta a los lectores de su época.

San Blas

San Blas

Festividad: 3 de febrero.

Nacionalidad: Armenia.

Patrón: contra las infecciones de garganta, tos, anginas, médicos, panaderos, albañiles, canteros, marmolistas, sastres, pañeros, animales salvajes y sus enfermedades.

Blas significa: arma de la divinidad. (año 316).

San Blas fue obispo de Sebaste, Armenia (al sur de Rusia). .

Al principio ejercía la medicina, y aprovechaba de la gran influencia que le daba su calidad de excelente médico, para hablarles a sus pacientes en favor de Jesucristo y de su santa religión, y conseguir así muchos adeptos para el cristianismo. Al conocer su gran santidad, el pueblo lo eligió obispo.

Cuando estalló la persecución de Diocleciano, se fue San Blas a esconderse en una cueva de la montaña, y desde allí dirigía y animaba a los cristianos perseguidos y por la noche bajaba a escondidas a la ciudad a ayudarles y a socorrer y consolar a los que estaban en las cárceles, y a llevarles la Sagrada Eucaristía.

Cuenta la tradición que a la cueva donde estaba escondido el santo, llegaban las fieras heridas o enfermas y él las curaba. .

Y que estos animales venían en gran cantidad a visitarlo cariñosamente. .

Pero un día él vio que por la cuesta arriba llegaban los cazadores del gobierno y entonces espantó a las fieras y las alejó y así las libró de ser víctimas de la cacería.

Entonces los cazadores, en venganza, se lo llevaron preso. Su llegada a la ciudad fue una verdadera apoteosis, o paseo triunfal, pues todas las gentes, aun las que no pertenecían a nuestra religión, salieron a aclamarlo como un verdadero santo y un gran benefactor y amigo de todos.

El gobernador le ofreció muchos regalos y ventajas temporales si dejaba la religión de Jesucristo y si se pasaba a la religión pagana, pero San Blas proclamó que él sería amigo de Jesús y de su santa religión hasta el último momento de su vida. .

Entonces fue apaleado brutalmente y le desgarraron con garfios su espalda. Pero durante todo este feroz martirio, el santo no profirió ni una sola queja. Él rezaba por sus verdugos y para que todos los cristianos perseveraran en la fe.

El gobernador, al ver que el santo no dejaba de proclamar su fe en Dios, decretó que le cortaran la cabeza. .

Y cuando lo llevaban hacia el sitio de su martirio iba bendiciendo por el camino a la inmensa multitud que lo miraba llena de admiración y su bendición obtenía la curación de muchos.

Pero hubo una curación que entusiasmó mucho a todos. Una pobre mujer tenía a su hijito agonizando porque se le había atravesado una espina de pescado en la garganta. .

Corrió hacia un sitio por donde debía pasar el santo. Se arrodilló y le presentó al enfermito que se ahogaba. .

San Blas le colocó sus manos sobre la cabeza al niño y rezó por él. Inmediatamente la espina desapareció y el niñito recobró su salud. Él pueblo lo aclamó entusiasmado.

Le cortaron la cabeza (era el año 316). Y después de su muerte empezó a obtener muchos milagros de Dios en favor de los que le rezaban. Se hizo tan popular que en sólo Italia llegó a tener 35 templos dedicados a él. .

Su país, Armenia, se hizo cristiano pocos años después de su martirio.

En la Edad Antigua era invocado como Patrono de los cazadores, y las gentes le tenían gran fe como eficaz protector contra las enfermedades de la garganta. Él 3 de febrero bendecían dos velas en honor de San Blas y las colocaban en la garganta de las personas diciendo: .

Por intercesión de San Blas, te libre Dios de los males de garganta. Cuando los niños se enfermaban de la garganta, las mamás repetían: San Blas bendito, que se ahoga el Angelito.

A San Blas, tan amable y generoso, pidámosle que nos consiga de Dios la curación de las enfermedades corporales de la garganta, pero sobre todo que nos cure de aquella enfermedad espiritual de la garganta que consiste en hablar de todo lo que no se debe de hablar y en sentir miedo de hablar de nuestra santa religión y de nuestro amable Redentor, Jesucristo.

San Cayetano

San Cayetano

Festividad: 7 de agosto.

Fundador de la orden de los Clérigos Regulares (Teatinos).

Nacionalidad: italiana.

Fecha beatificación: 1629 por el Papa Urbano VIII.

Fecha canonización: 1671 por el Papa Clemente X.

Patrón: personas que buscan trabajo, desempleados.

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís

Festividad: 4 de octubre.

Fundador de las ordenes menores.

Fecha canonización: 1228 por Gregorio IX.

Nacionalidad: italiana.

Patrón: sociedades de protección de animales, animales, ecologistas, protección del medio ambiente, comerciantes, Italia, Asís, Basilea, Bolonia, Estados Pontificios, San Francisco.

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

Festividad: 28 de octubre.

Nacionalidad: judía .

Patrón: situaciones desesperadas o imposibles, causas perdidas, trabajadores en hospitales.

San Malaquias

San Malaquias

El nombre real de Malaquias, era O’Morgair, nació en Armagh, Irlanda, en el año 1094, y murió en Claraval, en 1148. A los 25 años fue sacerdote. Luego fue monje y abad, obispo de Connor y arzobispo de su ciudad natal. .

Aunque ocupó muchos puestos dentro de la jerarquía eclesiástica, era un hombre discreto pero con mucha iniciativa, llegando incluso a fundar el monasterio de Ibrach.

En 1138, partió en peregrinaje a Roma, y durante este viaje conoció a la orden de los cistercienses donde hizo amistad con San Bernardo, quien tiempo después, escribiría la biografía de San Malaquias donde resaltaría de él que era un hombre humilde y con un espíritu evangélico. .

Estas condiciones le proporcionaron el cariño del pueblo llano, y el respeto entre sus compañeros.

En 1138 completo si viaje a Roma donde visitó al Papa Inocente II, de regreso a su tierra visitó al rey de Escocia. Durante la visita curó al hijo del rey de una grave enfermedad de forma milagrosa.

En 1148, Malaquías quiso regresar a Roma pero enfermó por el camino, unos meses antes, Malaquías había profetizado que:

En Clairvaux, este mismo año, seré despojado del cuerpo, añadiendo:se acerca el día. ¿Qué día? Él día de la Conmemoración de los muertos.

Debido a una extraña coincidencia, en esa fecha del 2 de noviembre, Bernardo tenía prevista una ceremonia especial dedicada a los difuntos del Monasterio, ceremonia que comprendía el traslado de las osamentas al nuevo cementerio. Ese día Malaquías murió en paz.

A él se le atribuye la lista profética de los 111 Papas. Sin embargo San Bernardo no la menciona en la biografía de San Malaquías. Sin duda es algo extraño, ya que en el relato se comentan hechos mucho menos importantes. .

Pero San Bernardo escribió advirtiendo al lector que su obra es un relato puramente histórico. Lo que si se relata son sus milagros.

Cuando todavía yacía muerto, un joven que tenía el brazo paralítico, sanó colocando su mano sobre la mano del difunto. Quien si escribió sobre la profecía de los Papas fue Arnaldo Wión.

En su libro titulado Lignum vital, obra que recoge las biografías de los hombres más destacados dentro de la orden de San Benito, transcribiéndose por primera vez en un libro.

Pero San Malaquías no solo realizó esta profecía, por ejemplo dijo esta profecía sobre Irlanda:

Irlanda sufrirá la opresión inglesa durante una semana de siglos, pero siempre será fiel a Dios y a su Iglesia. Al final de este período, Irlanda será libre y los ingleses, a su vez, tendrán unos severos castigos. .

Sin embargo, Irlanda desempeñará un gran papel en la vuelta a la verdadera fe de los ingleses;.

Pues cierto fue, que Irlanda sufriría la dominación durante siete siglos, continuando fiel a su antigua fe católica.

Pero sin duda alguna, este escrito sobre San Malaquías es realizado por la profecía de los Papas. .

En realidad la profecía consta de 111 divisas asociadas cada una a un Papa desde Celestino II (1143) a el último Papa de la lista, que siguiendo el orden y la lógica sería el que sucediera al 110 que es el Papa actual, es cuando llegue ese momento que el mundo pondrá fin a sus días. .

Se puede pensar que se podría referir al fin de la Iglesia Católica, pero es muy claro cuando dice que será el fin de la humanidad.

En definitiva, según San Malaquías el mundo terminará y con este la humanidad, cuando el Papa que suceda a Juan Pablo II gobierne la Iglesia.

San Martín de Porres

San Martín de Porres

Festividad: 3 de noviembre.

Fecha beatificación: 1873.

Fecha canonización: 6 mayo 1962.

Nacionalidad: peruano.

Patrón: barberos, peluqueros, mulatos, problemas interraciales, sanidad pública, educación pública.

Santa Cecilia

Santa Cecilia

Fiesta: 22 de noviembre.

Virgen y mártir, muerta hacia el 230.

Patrona:mártires, compositores, músicos, poetas, cantantes, instrumentos musicales.

Nombre de una gens romana. Etimología desconocida (s III).Mártir. Año 177. .

Por más de mil años Santa Cecilia ha sido muy venerada en la Iglesia Católica. .

Una tradición muy antigua dice que pertenecía a una de las principales familias de Roma, que acostumbraba vestir una túnica de tela muy áspera y que había consagrado a Dios su virginidad.

Sus padres la comprometieron en matrimonio con un joven llamado Valeriano, pero Cecilia le dijo a éste que ella había hecho voto de virginidad y que si él quería ver al Ángel de Dios debía hacerse cristiano. Valeriano se hizo instruir por el Papa Urbano y fue bautizado. .

Luego entre Cecilia y Valeriano convencieron a .

Tiburcio, el hermano de éste, y lograron que también se hiciera cristiano. Las historias antiguas dicen que Cecilia veía a su Ángel de la guarda.

El alcalde de Roma, Almaquio, había prohibido sepultar los cadáveres de los cristianos. Pero Valeriano y Tiburcio se dedicaron a sepultar todos los cadáveres de cristianos que encontraban. Por eso fueron arrestados. .

Llevados ante el alcalde, éste les pidió que declararan que adoraban a Júpiter. Ellos le dijeron que únicamente adoraban al verdadero Dios del cielo y a su Hijo .

Jesucristo. Entonces fueron ferozmente azotados y luego les dieron muerte. Los dos santos mártires animaban a los demás cristianos de Roma a sufrir con gusto todos los horrores, con tal de no ser infieles a la santa religión.

En seguida la policía arrestó a Cecilia y le exigió que renunciara a la religión de Cristo. Ella declaró que prefería la muerte antes que renegar de la verdadera religión. Entonces fue llevada junto a un horno caliente para tratar de sofocarle con los terribles gases que salían de allí, pero en vez de asfixiarse ella cantaba gozosa (quizás por eso la han nombrado patrona de los músicos). .

Visto que con este martirio no podían acabar con ella, el cruel Almaquio mandó que le cortaran la cabeza. La santa, antes de morir le pidió al Papa Urbano que convirtiera su hermosa casa en un templo para orar, y así lo hicieron después de su martirio. Antes de morir, había repartido todos sus bienes entre los pobres.

En 1599 permitieron al escultor Maderna ver el cuerpo incorrupto de la santa y él fabricó una estatua en mármol de ella, muy hermosa, la cual se conserva en la iglesia de Santa Cecilia en Roma. Está acostada de lado y parece que habla.

En Roma había ya en el año 545 un templo dedicado a esta gran Santa.

Santa Cecilia bendita, dile a Dios que también nosotros prefiramos mil muertes antes que ser infieles a nuestra santa religión.

No ofendas a nadie ni en mucho ni en poco (S. Biblia Ecl. 5, 15).

Santa Paula

Santa Paula

Patrona de las Viudas.

347- 404.

Su fiesta se celebraba el 26 de enero en el antiguo calendario.

Santa Paula nació el 5 de mayo de 347. Por parte de su madre, tenía parentesco con los Escipiones, con los Gracos y Paulo Emilio. Su padre pretendía ser descendiente de Agamenón. .

Paula tuvo un hijo, llamado Toxocio como su marido y cuatro hijas: Blesila, Paulina, Eustoquio y Rufina.

Paula era muy virtuosa como mujer casada y con su marido edificaron a Roma con su ejemplo. Sin embargo ella tenía sus defectos, particularmente el de cierto amor a la vida mundana, lo cual era difícil de evitar por su alta posición social.

Al principio Paula no se daba cuenta de esta secreta tendencia de su corazón, pero la muerte de su esposo, ocurrida cuando ella tenía 33 años, le abrió los ojos. .

Su pena fue inmoderada hasta el momento en que su amiga Santa Marcela, una viuda romana que asombraba con sus penitencias, la persuadió de que se entregara totalmente a Dios. .

A partir de entonces, Paula vivió en la mayor austeridad. .

Su comida era muy sencilla, y no bebía vino; dormía en el suelo, sobre un saco; renunció por completo a las diversiones y a la vida social; y repartió entre los pobres todo aquello que le pertenecía y evitó lo que pudiera distraerla de sus buenas obras.

En una ocasión ofreció hospitalidad a San Epifanio de Salamis y a San Paulino de Antioquía, cuando fueron a roma. .

Ellos le presentaron a San Jerónimo, con quien la santa estuvo estrechamente asociada en el servicio de Dios mientras vivió en Roma, bajo el Papa San Dámaso.

Santa Blesila, la hija mayor de Santa Paula, murió súbitamente, cosa que hizo sufrir mucho a la piadosa viuda. .

San Jerónimo, que acababa de volver de Belén, le escribió una carta de consuelo, en la que no dejaba de reprenderla por la pena excesiva que manifestaba sin pensar que su hija había ido a recibir el premio celestial. .

Paulina, su segunda hija, estaba casada con San Pamaquio, y murió siete años antes que su madre. .

Santa Eustoquio, su tercera hija, fue su inseparable compañera. Rufina murió siendo todavía joven.

Cuanto más progresaba Santa Paula en el gusto de las cosas divinas, más insoportable se le hacía la tumultuosa vida de la ciudad. La santa suspiraba por el desierto, y deseaba vivir en una ermita, sin tener otra cosa en que ocuparse más que en pensar en Dios. .

Determinó, pues, dejar su casa, su familia y sus amigos y partir de Roma. Aunque era la más amante de las madres, las lágrimas de Toxocio y Rufina no lograron desviarla de su propósito. .

Santa Paula se embarcó con su hija Eustoquio, el año 385; visitó a San Epifanio en Chipre, y se reunió con San Jerónimo y otros peregrinos en Antioquía. .

Los peregrinos visitaron los Santos Lugares de Palestina y fueron a Egipto a ver a los monjes y anacoretas del desierto. .

Un año más tarde llegaron a Belén, donde Santa Paula y Santa Eustoquio se quedaron bajo la dirección de San Jerónimo.

Las dos santas vivieron en una choza, hasta que se acabó de construir el monasterio para hombres y los tres monasterios para mujeres. .

Estos últimos constituían propiamente una sola casa, ya que las tres comunidades se reunían noche y día en la capilla para el oficio divino, y los domingos en la Iglesia próxima. La alimentación era escasa y mala, los ayunos frecuentes y severos.

Todas las religiosas ejercían algún oficio y tejían vestidos para sí y para los demás. Todos vestían un hábito idéntico. Ningún hombre podía entrar en el recinto de los monasterios. Paula gobernaba con gran caridad y discreción. .

Era la primera en cumplir las reglas, y participaba, como Eustoquio, en los trabajos de la casa. .

Si alguna religiosa se mostraba locuaz o airada, su penitencia consistía en aislarse de la comunidad, colocarse la última en las filas, orar fuera de las puertas y comer aparte, durante algún tiempo. .

Paula quería que el amor a la pobreza se manifestase también en los edificios e iglesias, que eran construcciones bajas y sin ningún adorno costoso. Según la santa, era preferible repartir el dinero entre los pobres, miembros vivos de Cristo.

Paladio afirma que Santa Paula se ocupaba de atender a San Jerónimo, y le fue a éste de gran utilidad en sus trabajos bíblicos, pues su padre le había enseñado el griego y en Palestina había aprendido suficiente hebreo para cantar los salmos en la lengua original. .

Además, San jerónimo la había iniciado en las cuestiones exegéticas lo bastante para que Paula pudiese seguir con interés su desagradable discusión con el obispo Juan de Jerusalén sobre el origenismo. .

Los últimos años de la santa se vieron ensombrecidos por esta disputa y por las preocupaciones económicas que su generosidad había producido. .

Toxocio, el hijo de Santa Paula, se casó con Leta, la hija de un sacerdote pagano, que era cristiana. Ambos fueron fieles imitadores de la vida de su madre y enviaron a su hija Paula a educarse en Jerusalén al cuidado de su abuela. .

Paula, la joven, sucedió a Santa Paula en el gobierno de los monasterios. .

San Jerónimo envió a Leta algunos consejos para laeducación de su hija, que todos los padres deberían leer. Dios llamó a sí a .

Santa Paula a los 56 años de edad. Durante su última enfermedad, la santa repetía incansablemente los versos de los salmos que expresaban el deseo del alma de ver la Jerusalén celestial y de unirse con Dios.

Cuando perdió el habla, Santa Paula hacía la señal de la cruz sobre sus labios. .

Murió en la paz del señor, el 26 de enero del año 404. Santa Paula, ruega por nosotros.

Santa Rita

Santa Rita

Festividad: 22 de mayo.

Fecha canonización: 24 de mayo de 1900.

Nacionalidad: italiana.

Patrona: víctimas de abusos, personas en soledad, contra la esterilidad, enfermedades del cuerpo, causas desesperadas y perdidas, matrimonios con dificultades, infertilidad, viudas, padres.

Nació y murió un 22 de mayo. Vivió 76 años y pasó por todos los estados: matrimonio, viudez y vida religiosa y en cada una de estas etapas se dedicó a cumplir sus deberes con la mayor exactitud posible y todo por amor de Dios. .

Nació en Casia, Italia. Su verdadero nombre era Margarita, pero desde muy pequeña la llamaron Rita, y así se quedó para toda la vida. Desde su nacimiento ya empezó a demostrar que iba a ser la Abogada de los imposibles.

La mamá sufría la enfermedad de la esterilidad y no podía tener hijos y con mucha oración obtuvo de Dios el prodigio de que le concediera esta buena hija. Cuando la niña nació ya sus padres eran bastante viejos.

Desde sus primeros años dio muestras de una gran inclinación a la piedad. Su mayor gusto era dedicarse a la oración y el más grande deseo de su alma era ser religiosa. Pero los papás dispusieron más bien que debían hacerla contraer matrimonio. .

Y ella, que siempre fue obedientísima, aceptó la determinación paterna.

Y sucedió que, como se acostumbraba en ese tiempo, la elección del esposo no fue hecha por la muchacha sino por los progenitores y estos se equivocaron totalmente al buscarle marido y quizás no se fijaron en las cualidades exteriores del individuo y no averiguaron bien qué tal era su personalidad y casaron a Santa Rita con un verdadero monstruo de maldad. .

El marido resultó brutal, mujeriego y de un temperamento ciento por ciento agresivo. Él tal hombre llegó a ser el terror de los vecinos y un continuo agresor dentro de su casa.

Y Santa Rita soportó día por día el genio feroz de este hombre por 18 años, y todo con la más exquisita paciencia, sin quejarse, sin recurrir a autoridades civiles para pedir sanciones. Ofreciendo todo este lento martirio por la conversión de los pecadores y entre ellos, el primero, su malgeniudo esposo.

Y lo más grave, sus dos hijos heredaron el genio terrorífico de su padre y empezaron a seguir sus malas andanzas.

Santa Rita sufría profundamente, pero no podía hacer otra cosa que llorar y encomendarlos en sus continuas oraciones. Los buenos consejos que ella les daba les entraban por una oreja y les salían por ambas sin conseguir ninguna enmienda.

Pero como la paciencia todo lo alcanza, y como nunca queda sin cumplirse aquella promesa que hizo Jesús: Todo el que pide recibe. .

Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, lo conseguiréis, al fin las oraciones y súplicas de la buena esposa y santa madre encontraron respuesta de Dios en el cielo y el marido se convirtió y le pidió perdón a Santa Rita por todo lo que la había hecho padecer.

La conversión fue muy a tiempo y muy oportuna, porque poco tiempo después, los vecinos trajeron a Santa Rita el cadáver de su marido, cubierto de heridas. .

Había muerto víctima de una venganza. Afortunadamente había pedido perdón a Dios en los días anteriores por su indebida conducta y sus malos modos de proceder.

Y sucedió entonces que los hijos que eran también muy violentos, juraron vengarse de los asesinos de su padre. La santa suplicó muy fervorosamente a Dios que no permitiera que sus hijos se convirtieran en asesinos. .

Dios escuchó su oración y los dos jóvenes enfermaron y murieron sin lograr cumplir su venganza. Santa Rita que los asistió amorosamente en su enfermedad, consiguió que antes de morir perdonaran a sus enemigos.

Ahora ya sin esposo y sin hijos, Santa Rita se dedicó a obras de caridad y a pasar largos ratos dedicada a la oración y a la meditación. .

Deseaba ser religiosa pero las comunidades de monjas le respondían que ellas solamente recibían a muchachas solteras. Ella aprovechó este intervalo de tiempo para espiritualizarse más y más y dedicarse con mayor esmero a socorrer a los necesitados.

Al fin las hermanas Agustinas hicieron una excepción y la aceptaron en la comunidad. Una vez admitida como religiosa se dedicó con la más estricta exactitud a cumplir todo lo que mandaban los reglamentos de la Congregación y a obedecer a sus superioras con alegría y prontitud en todo.

Una vez la directora, para probar si la nueva religiosa era en verdad bien obediente, le mandó regar una estaca seca en la huerta. Santa Rita lo hizo así por varios días sin discutir ni protestar.

Desde muy pequeñita Santa Rita era devotísima de la Pasión y Muerte de Jesús. Pensar en la Pasión de Cristo era su tema preferido en la meditación. Y muchas veces mientras recordaba los sufrimientos de Jesús quedaba en éxtasis sin oír lo que decían los demás.

Un día oyó a San Jacobo pronunciar un impresionante sermón de la coronación de espinas y quedó totalmente emocionada y poco después le sucedió que estando arrodillada ante un crucifijo, meditando en los dolores de Cristo en su coronación, sintió una luz que salía de la imagen y le llegaba a su cabeza, y desde entonces tuvo una herida dolorosísima en la frente, como la que produce una espina recién clavada.

Dicha herida desapareció por unos días mientras fue con sus compañeras a Roma y volvió a aparecer cuando regresaron otra vez a su convento. La dolorosa llaga la acompañó los últimos 14 años de su vida.

En la comunidad, se dedicó Santa Rita a atender a las hermanas enfermas y a rezar por la conversión de los pecadores y obtuvo prodigios a larga distancia.

Estando ya muy enferma pidió a una visitante que le trajera unas rosas. No era tiempo de flores, pero la otra fue al jardín y encontró misteriosamente un rosal florecido. La amiga le preguntó si deseaba algo más y la santa le respondió que deseaba unos higos. Ese no era tiempo de cosecha de higos, pero al llegar la mensajera al huerto encontró un árbol sin hojas, pero con higos y los llevó a la enferma.

Por todos estos detalles de su vida la han llamado Abogada de los imposibles y muchísimas personas en situaciones dificilísimas le han rezado a Santa Rita y han hallado soluciones admirables.

Murió el 22 de mayo de 1457, y su cuerpo se conserva incorrupto.

Santa Susana

Santa Susana

Santa Susana.


Martirologio Romano:.

En Roma, conmemoración de santa Susana, bajo cuyo nombre, celebrado entre los mártires en los anales antiguos, en el siglo VI fue dedicada a Dios la basílica del Título de Gaio, junto a las termas de Diocleciano (s. inc.).

Etimológicamente:Susana = Aquella que conserva la pureza o la gracia, es de origen hebreo.

La Iglesia celebra junto con San Tiburcio a Santa Susana virgen y mártir. Se cuenta que era hija de un sabio sacerdote llamado Gabino y sobrina del Papa San Cayo. .

Era tan encantadora como bella y su erudición igualaba a la de su padre. Él emperador Diocleciano, que buscaba esposa para su hijastro Maximiano, oyó tantas alabanzas de Susana, que mandó a Claudio, un tío de la joven que trabajaba en la corte, a decir a Gabino que quería casar a Susana con Maximiano. Pero, en cuanto Susana se enteró del honor con que la distinguía el emperador, declaró que era esposa de Cristo y que no podía aceptar otro marido. .

Su tío Claudio fue, sin embargo, a visitarla y la saludó con un beso y, al ver que Susana se resistía a aceptarlo, le explicó que se trataba de una simple muestra de afecto. La joven replicó: Lo que me repugna no es el beso sino tu boca, profanada por los sacrificios a los ídolos. Claudio le preguntó: ¿Cómo puedo limpiar mi boca? Arrepiéntete y recibe el bautismo, fue la respuesta.

La actitud de Susana en el asunto del matrimonio con Maximiano, impresionó tanto a Claudio, que se instruyó y recibió el bautismo, junto con su esposa, Prepedigna, y sus dos hijos. En seguida, puso en libertad a sus esclavos y repartió sus bienes entre los pobres. Como Claudio no volviese a la corte.

Diocleciano envió a su hermano Máximo, otro cortesano, a averiguar la respuesta de Susana y a preguntar por la salud de Claudio, a quien creía enfermo. Máximo encontró a Claudio muy consumido por las penitencias, y éste le comunicó la decisión de Susana. Ambos fueron juntos a visitar a la joven y, después, discutieron el asunto con Gabino y el Papa San Cayo. Los cuatro hermanos comprendieron que no tenían derecho a apartar a Susana de su vocación, a pesar del peligro en que ello ponía a toda la familia. Máximo recibió también el bautismo y repartió sus bienes a los pobres. Cuando Diocleciano se enteró de la decisión de Susana y de la conversión de los dos hermanos, montó en cólera y dio permiso a uno de sus favoritos, llamado Julián, quien quería vengarse de ellos, de arrestar a todos los miembros de la familia y hacer de ellos lo que quisiese.

Temiendo tal vez que Diocleciano se arrepintiera, Julián mandó trasladar inmediatamente a Máximo y Claudio y a la esposa y los hijos de este último a Cumas, donde los quemó vivos y ordenó que sus cenizas fuesen arrojadas al mar. Santa Susana y su padre fueron decapitados en su propia casa.