Soñar con CUCHILLO

Soñar con CUCHILLO

Este sueño indica peleas y separaciones, así como pérdidas en los negocios.

Simboliza la servidumbre de una casa o cualquier otra persona que presta servicio en la misma. La punta filosa se traduce por las órdenes que se ejecutan sin demora.

Si una mujer sueña poseer un cuchillo, indica que está enamorada de un personaje célebre. El cortaplumas es un escritor; el cuchillo del carnicero: matarife; el del soldado: fuerza y servicio; el cuchillo de mesa mucamo que engaña a sus amos. Señala asimismo argumento, ganancias, poder, un hijo varón, para la mujer encinta.

Verse con un cuchillo en la mano, predice doscientas monedas de plata; en cambio para el pobre se interpreta por veinticinco piezas de monedas.

Verse con un cuchillo en los tribunales es un triunfo en el pleito. Recibir un cuchillo en el sueño, es un hijo varón, un hermano o mucho bien. Degollar en el sueño con un cuchillo anuncia que en la vigilia el soñador recibirá aves o animales para su cocina.

Lastimarse intencionalmente la mano con un cuchillo presagia cosas maravillosas.

Envainar un cuchillo es casamiento. Cuchillo mellado: testigo falso o rechazado.

Es también amigo leal, utilidad, defensa.

El cuchillo siempre va asociado a ideas de venganza, de muerte y de sacrificio, y lo corto de su hoja refleja lo primario de los instintos y emociones que mueven a manejarlo. Por todo ello, los sueños en que aparecen cuchillos siempre reflejan odio o temor que puede llegar a la violencia.

Por lo general, en estos sueños hay que distinguir el cuchillo de mesa o de cocina, que augura disputas conyugales o entre amantes que pueden llegar a la violencia, y el puñal, que se refiere a una amenaza de agresión más generalizada, pero también más traicionera.

Peligro cercano y amenazante; peleas, disensiones, resentimientos graves, odio y celos.

Definición de CUCHILLO


Cuchillo.

(Del lat. cultellus).

1. m. Instrumento para cortar formado por una hoja de metal de un corte solo y con mango.

2. m. Cada uno de los colmillos inferiores del jabalí.

3. m. Añadidura o remiendo, ordinariamente triangular, que se suele echar en los vestidos para darles más vuelo que el que permite lo ancho de la tela, o para otros fines. U. m. en pl.

4. m. Cada una de las dos piezas triangulares que a uno y otro lado de la media empalman la caña con el pie.

5. m. Derecho o jurisdicción que alguien tiene para gobernar, castigar y poner en ejecución las leyes.

6. m. Cosa cortada o terminada en ángulo agudo, como una tabla cortada al sesgo, una habitación con paredes oblicuas, una pieza de tierra de forma triangular, etc.

7. m. Arq. Conjunto de piezas de madera o hierro que, colocado verticalmente sobre apoyos, sostiene la cubierta de un edificio o el piso de un puente o una cimbra.

8. m. Cineg. Cada una de las seis plumas del ala del halcón inmediatas al cuchillo maestro.

9. m. Cuba. Punto en el que convergen dos calles que son paralelas en parte de su recorrido.

~ bayoneta.

1. m. El que reemplaza, en algunas armas portátiles de fuego, a la antigua bayoneta.

~ cabritero.

1. m. navaja cabritera.

~ de armadura.

1. m. Arq. Triángulo que forman dos pares y un tirante con sus demás piezas.

~ de monte.

1. m. El grande que usan los cazadores, ajustándolo a veces por el mango en el cañón de la escopeta, para rematar las reses ya heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *