Soñar con LA CARCEL

Soñar con LA CARCEL

Se le pedirá que conceda privilegios a gente que usted considera indignos de ellos. Utilice su buen juicio.

Los sueños de cárceles son el anuncio de un cambio en nuestra forma de vida, pero de aquellos cambios que requieren un período de espera, como por ejemplo la espera que precede a la resolución de un divorcio, o a conocer el resultado de unas oposiciones.

Como es natural, la dirección del cambio que debemos esperar depende de nuestra actual situación material, y ésta sólo nosotros podemos conocerla.

La interpretación variará según el contexto del sueño. Lo que tardará en llegar la solución y con ella el cambio dependerá del trato que recibamos en la cárcel.

Si el carcelero es amable y sonriente, o si la puerta está abierta, es que el cambio es inminente; si la actitud del carcelero es hosca y la cárcel oscura, es que todavía debemos esperar, pero mientras debemos reflexionar sobre nuestra conducta posada y la que deberemos seguir a partir de ahora.

También los sentimientos que despierta el vernos encarcelados son importantes, especialmente cuando son violentos o desesperados, pues indican que el cambio ha sido contra nuestra voluntad consciente (aún cuando quizá la culpa haya sido nuestra), o no nos sentimos preparados para aprontarlo; por ello es más necesario el aislamiento (simbolizado por la cárcel) y una reflexión profunda sobre los auténticos motivos de nuestros actos y resoluciones.

Definición de LA CARCEL


Cárcel.

(Del lat. carcer, -ĕris).

1. f. Local destinado a reclusión de presos.

2. f. Ranura por donde corren los tablones de una compuerta.

3. f. Carp. Barra de madera con dos salientes, entre los cuales se colocan y oprimen con un tornillo o con cuñas dos piezas de madera encoladas, para que se peguen.

4. f. Impr. Par de tablas iguales que, afirmadas en las piernas de la prensa, abrazan y sujetan el husillo.

5. f. rur. Seg. Unidad de medida para la venta de leñas, que en la ciudad de Segovia tiene 100 pies cúbicos y en Valsaín 160.

~ de corona.

1. f. La que se destinaba a los eclesiásticos.

Visita de cárcel

Visita de cárceles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *