Soñar con PURPURA

Soñar con PURPURA

Es un color rojo oscuro, algo morado, característico de las vestiduras reales y sacerdotales que simboliza la dignidad, el triunfo, los honores la ambición, lo mucho que nos gustaría ocupar un lugar de privilegio dentro de la sociedad y, a veces, la felicidad amorosa.

También si lo vemos en vestidos que llevamos puestos, indica frivolidad y un exceso de preocupación por lo que nos ponemos encima, así como que no nos importa gastar, a veces lo que no tenemos, para aparentar lo que no somos.

En el sueño la púrpura es una mujer pura y casta. Recoger la púrpura es aceptar por esposa a una mujer rica, bella, muy solicitada y con muchos parientes. Indica bienestar, honorabilidad, vida fastuosa y jerarquía.

Definición de PURPURA


Púrpura.

(Del lat. purpŭra).

1. f. Molusco gasterópodo marino, cuya concha, que es retorcida y áspera, tiene la boca o abertura ancha o con una escotadura en la base. Segrega en cortísima cantidad una tinta amarillenta, la cual al contacto del aire toma color verde, que luego se cambia en rojo más o menos oscuro, en rojo violáceo o en violado.

2. f. Tinte muy costoso que los antiguos preparaban con la tinta de varias especies de este molusco o de otros parecidos.

3. f. Tela, comúnmente de lana, teñida con este tinte, que formaba parte de las vestiduras propias de sumos sacerdotes, cónsules, reyes, emperadores, etc.

4. f. Color rojo subido que tira a violado.

5. f. Prenda de vestir, de este color o roja, que forma parte del traje característico de emperadores, reyes, cardenales, etc.

6. f. Dignidad imperial, real, consular, cardenalicia, etc.

7. f. poét. Sangre humana.

8. f. Heráld. Color heráldico, que en pintura se representa por el violado y en dibujo ordinario por medio de líneas diagonales que, partiendo del cantón siniestro del jefe, bajan hasta el opuesto de la punta.

9. f. Med. Estado morboso, caracterizado por hemorragias, petequias o equimosis.

~ de Casio.

1. f. Oro en polvo finísimo, de color rojo pardusco, que se hace precipitar de las disoluciones de sus sales por medio de ciertas sustancias reductoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *