Soñar con TIENDA


Verla en el sueño es, para el soltero, una novia con la cual contraerá
matrimonio; para la soltera es un novio con quien se casará y vivirá protegida y feliz. Armar una tienda puede significar reunión de gente que se confabula para engañar y hacer daño.

En líneas generales, los sueños de tiendas deben interpretarse en la misma forma que los de MERCADOS, con la única diferencia de que en ellos no aparece el sentido de LABERINTO que allí mencionábamos. También en los sueños de tiendas las mercancías expuestas, a pesar de su variedad suelen tener una cierta uniformidad; es decir, serán libros, o fruta, o vestidos, o lo que sea, pero sin la variedad y mezcolanza del mercado, lo cual orienta mucho mejor sobre el tema central al que se refiere el sueño. Por otra parte en la tienda también podemos vernos sirviendo a los clientes, en cuyo caso la tienda es un resumen de nuestras pertenencias, y su riqueza o penuria, el orden o el desorden en la exposición de los objetos, el buen o mal estado de los mismos y demás detalles generales nos informarán del estado en que se hallan o se hallarán nuestros bienes.

Así, por ejemplo, soñar la tienda en ruinas es una amenaza de ruina en la vida real; la tienda cerrada augura graves problemas en ciernes, y una tienda repleta, bien ordenada y cuidada, será un excelente augurio de riqueza material o espiritual.

Y, por ultimo, también podemos vernos a nosotros mismos expuestos en el escaparate, lo que siempre revela un fuerte complejo de inferioridad.

El aspecto del local, los productos que se vende, la iluminación, etc. Serán una valiosa indicación para determinar el sentido del sueño. Será útil recurrir a las interpretaciones de cada término por separado a fin de poder definir las características.

Sin embargo, de manera general: Ver una tienda agradable, con escaparates atractivos: se presentarán dentro de poco ocasiones de modificar su existencia.
Noticias felices, encuentros interesantes. Promesas de éxito.

Entrar en esa tienda: cambios importantes; sus deseos se cumplirán, sus ideas se materializarán. Éxito, felicidad íntima.

Comprar o alquilar una tienda; modificación de sus actividades profesionales. Promoción a cambio de empleo.

Poseerla: comodidad financiera, desahogo en el hogar, seguridad familiar. Vacía, sin mercancías: decepción, penas y pesares. Numerosos obstáculos, preocupaciones de dinero, soledad, enfermedad.

Salir de una tienda: errores de apreciación sobre la conducta a seguir y las decisiones que se deberán tomar. Sería preferible una orientación diferente.

Una tienda cerrada: fracaso, mala suerte.

Una tienda que se incendia, llena de humo: disputas, peleas violentas. Personas conocidas le causarán perjuicios, litigios, proceso.

Definición de TIENDA

tienda.

(Del lat. *tenda, de tendĕre, tender).

1. f. Armazón de palos hincados en tierra y cubierta con telas o pieles sujetas con cuerdas, que sirve de alojamiento o aposentamiento en el campo, especialmente en la guerra.

2. f. Toldo que se pone en algunas embarcaciones para defenderse del sol o de la lluvia.

3. f. Especie de toldo que se pone sobre los carros para defenderse del sol o de la lluvia.

4. f. Casa, puesto o lugar donde se venden al público artículos de comercio al por menor.

5. f. por antonom. La de comestibles o la de mercería.

6. f. Chile, C. Rica, Cuba, Ur. y Ven. por antonom. Aquella en donde se venden tejidos.

~ de campaña.

1. f. tienda (‖ de campo).

~ de modas.

1. f. Aquella en que se venden las últimas novedades en ropa.

~ de raya.

1. f. Méx. Establecimiento comercial en una hacienda, donde se venden mercancías a los trabajadores a cuenta de sus salarios.

~ Por departamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *