Soñar con VOLCAN




El volcán simboliza una mutación brusca de la vida real que si bien puede ser constructiva casi siempre resulta destructora. Lo que diferencia el volcán de las otras catástrofes, como el TERREMOTO, por ejemplo, es la existencia de una época previa en la que existe un trabajo latente, contenido, subterráneo, oculto, tras el cual sobreviene la erupción.

Psicológicamente, el volcán simboliza las pasiones largamente reprimidas pero no domadas que llegan a estallar con toda virulencia, pudiendo llegar a causar nuestra perdición. Pero son estas mismas pasiones, si podemos sublimarlas y domarlas, las que se convierten en la fuente de la vida espiritual, lo que también queda simbolizado por la extraordinaria fecundidad de las tierras volcánicas.

En actividad: presagio de acontecimientos particularmente violentos y contrarios a sus intereses. Una situación conflictiva engendrará un clima pasional de extremada violencia. No dispondrá de recursos para defender su patrimonio. Se pueden prever graves preocupaciones.

Apagado: apaciguamiento, reposo. La presión de la cólera y de los actos violentos disminuirá, sin que por ello desaparezcan los peligros.

Definición de VOLCAN


Volcán.

(Del port. volcão).

1. m. Abertura en la tierra, y más comúnmente en una montaña, por donde salen de tiempo en tiempo humo, llamas y materias encendidas o derretidas.

2. m. El mucho fuego, o la violencia del ardor.

3. m. Pasión ardiente; p. ej., el amor o la ira.

~ apagado, o ~ extinto.

1. m. El que, aun cuando tenga su cráter abierto, no tiene ya erupciones.

Estar alguien sobre un ~.

1. loc. verb. Estar amenazado de un gran peligro, ordinariamente sin saberlo.

Crisólito de los volcanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *