Talismán Atrapasueños


Conozca sus poderes y sepa cómo usarlo.

Para que pueda proteger a toda su familia de pesadillas y energías negativas.

El origen de los atrapasueños proviene de los aborígenes Ojibwa (EE.UU.), quines los construían atando hebras alrededor de una argolla circular o con forma de lágrima, armando una red, similar a una telaraña.

Su función era filtrar los sueños dañinos de los integrantes de su comunidad, dejando pasar sólo los contenidos oníricos y visiones positivas.

Gracias a su poder, este talismán poderoso fue aprovechado por otras comunidades y hoy se usa, además, para asegurar un futuro próspero y llamar a la armonía familiar en el hogar.

Es muy importante que quien tenga un atrapasueños se sienta a gusto con él y, en lo posible, le dé un toque personal, porque si no, no podrá ejercer su efecto protector.

SUS PARTES:

– El círculo o aro: representa la rueda de la vida, el cosmos y su movimiento cíclico.

– Red o malla: los buenos sueños pasan por el centro del aro hacia la persona que duerme.

La energía negativa o los malos sueños son capturados en la malla y se desvanecen con el primer rayo de luz.

– Plumas: son símbolos capaces de elevar la energía áurica del poseedor del talismán.

Se usan para desbloquear la energía estancada.

– Cuentas, abalorios o semillas perforadas: se deben elegir las más adecuadas para el temperamento de la persona que lo usará, ya que simbolizan la relación entre el plano terrenal y el astral.

¿CÓMO USARLO?

Para protección de los niños, se coloca en el respaldo de la cuna, del lado de afuera.

Para el resto de la familia, se cuelga a los pies de la cama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *