Trabajar con Santos

Una estampa de San Lázaro detrás de la puerta de casa cerrará el paso a la Desgracia, a la Enfermedad y a la Muerte.

San Antonio consigue novio a sus devotas.

Postrados a sus pies se dice:

San Antonio bendito mándame un noviecito.Convenga o no convenga ¡pero que venga!.

Si el novio no aparece, en castigo, la devota le quita el Niño Jesús que tiene San Antonio en sus brazos.

Santa Elena procura maridos e impide que estos se marchen de sus hogares ; cuando andan tras las faldas de otras, logra que se tranquilicen.

La Oración de Santa Elena se recita a las 12 de la noche.

La Oración de Caramanchel sirve para calmar e, incluso, alejar acreedores .

Mientras molestan los acreedores, dos martes de cada mes se le enciende una lámpara a este santo con aceite, ginebra y varias bebidas.

Si se esta pasando mala racha en lo económico se acude a San Daniel .

Su estampa se coloca abajo en la puerta rozando el suelo ; se le reza y a medida que la ayuda va llegando, se va subiendo la estampa unos palmos .

Cuando llega al techo hay que bajarla a palos.

Para encontrar cosas perdidas se recurre a San Dimas.

Se toma el santo y se le ata con un cordel a la pata de una silla o una cama y se busca lo perdido no sin antes amenazarlo diciéndole:

San Dimas aquí te ato hasta que no aparezca , no te desato .

También se puede recurrir a santa Bárbara y recitar mientras se busca lo perdido:

Santa Bárbara bendita pasa por aquí con una velita e ilumíname.

Se le puede prometer un bailaito a San Pascual Bailón si se encuentra lo perdido.

Cuando se encuentra el objeto, en acción de gracias, se le baila un rato detrás de una puerta.

Si un viajero se extravía lo orientará la Oración de San Cristóbal.

La Oración de Santa Inés libra de tentaciones y dudas a la persona que la reza.

Si se reza a solas en una habitación y se le pide a la santa que le responda con un si o un no.

La santa le responderá al terminar la oración mediante el pasa de un coche, el ladrido de un perro, una canción, una conversación ,

La Oración de San Miguel Arcángel es insuperable para vencer e invalidar a los espíritus malos y burlones.

Quien desee casa propia se le pide a Nuestra Señora de Loreto rezando su Oración los días 10 de cada mes.

Para que nunca falte alimento en un hogar se reza la Oración de San Cayetano los días 2 de cada mes y se pone detrás de la puerta un saquito con frijoles negros.

El día que se reza la Oración, al levantarse y antes de hablar con nadie, se va a la puerta de la calle, se da tres veces con el nudillo en ella y tres veces se ruega al santo: dame salud y fuerza .

La Oración de San Luis quita inmediatamente el mal de ojo.

La Oración de San Ramón Nonato hace cesar los dolores de parto.

Si se quiere un alumbramiento feliz se le dedica una vela.

RECORDAR.

Que en el mes de Mayo la Virgen María concede con más gusto cuanto se le pida.

Las estampas e imágenes de los santos, si tardan en conceder sus favores, se vuelven del revés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *