Venturina

Venturina. VENTURINA

El cristal como auto-ayuda.

Este es un hermosísimo cristal de cuarzo verde especialmente brillante gracias a la presencia de la mica dorada.

No es demasiado conocido, pero sus propiedades son muy poderosas.

Es una piedra positiva, pero llena de tranquilidad y estabilidad.

Si estamos necesitados de silencio mental, y de paz interior, sin duda nos puede ayuda.

Sus mensajes tienen que ver con el análisis de la situación aportando nuevos puntos de vista enriquecedores.

Y con la apertura de la mente a planteamientos mucho más universales.

El cristal como auto-ayuda.

Este es un hermosísimo cristal de cuarzo verde especialmente brillante gracias a la presencia de la mica dorada.

No es demasiado conocido, pero sus propiedades son muy poderosas.

Es una piedra positiva, pero llena de tranquilidad y estabilidad.

Si estamos necesitados de silencio mental, y de paz interior, sin duda nos puede ayudar.

Sus fuerzas son muy sutiles y delicadas, pero siempre eficaces.

Serena el espíritu, la mente y las emociones, así que puede ayudarte a dormir si no lo haces bien.

También puede ser de gran ayuda si te vas a enfrentar a algún acontecimiento que pueda alterar sensiblemente tus emociones como un examen, un trauma, etc.

Es una de las piedras de la sanación porque ayuda tanto a calmar el dolor como a restituir las energías dañadas.

Por ello por lo tanto también equilibra nuestro sistema energético ayudándonos a despejar la mente y el corazón.

Es un cristal fabuloso para ayudarnos a superar cualquier conflicto emocional, puesto que además de sanar la herida del corazón, nos permite tener una visión clara y estable de la herida.

Así dota a la mente de las energías necesarias para llevar de la mejor manera posible el dolor, y nos ayuda a comprenderlo y aceptarlo para superarlo definitivamente.

El cristal para el espíritu

La venturina nos ayuda a expandir las energías del corazón.

De este modo, abrimos nuestra capacidad de amar, nos ponemos en contacto directo con el amor divino y las maravillas del universo.

Nos permite expandir nuestra consciencia, abriendo nuestra mente y nuestro corazón a nuevas ideas, nuevas energías y nuevas capacidades sanadoras.

De este modo puede ayudarnos a despertar todos nuestros poderes sanadores que duermen latentes en nuestro espíritu.

Despierta nuestro amor por todos los seres de este mundo, animados e inanimados; porque meditando con la venturina accedemos a la armonía y perfección universal, y comprendemos el milagro de la obra divina.

Además le abre camino a nuestra mente para que pueda entender perfectamente las cosas de nuestro corazón.

Para ver qué hay en él y porqué.

Una vez que nos muestra como un espejo nuestros sentimientos, nos ayuda a sanar aquello que deba ser sanado.

Por lo tanto puede ser una herramienta útil para ayudarnos a sanar karma.

Es una de las piedras del segundo chakra, del cuarto chakra, del sexto chakra y del séptimo chakra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *